TRANSLATE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

“Yo dejo que la cámara capture lo que quiera… allá tú si no me crees, no es responsabilidad mía” (Hiroshi Sugimoto)

3.9.13

El tendero poeta

  

Cuando la luna “enseña, lúbrica y pura, sus senos de duro estaño”, Samuel, el tendero poeta, acaba su jornada de trabajo, apaga las luces de su comercio, cierra la persiana metálica y se aleja por el Paseo.
Apenas el sonido de sus pasos se mezcla con el run run del tráfico, empieza el jolgorio en el interior de la tienda.

Los tomates cherry, en procesión, sacan el cuaderno donde Samuel escribe sus poemas en bengalí.

Ya está la piña con su tocado de fiesta en primera fila, y los espárragos como soldaditos verdes en formación. Las uvas se arraciman para conjurar la soledad.

-Qué alguien traduzca los versos- grita descarado el nabo picante.

Y las bolsitas de té importado se prestan gustosas saltando desde las estanterías.

-Que empiece ya, que el público se va- corean gamberras las sandías, entrechocando unas con otras.



Ay, como lloran las cebollas emocionadas con los versos de amor. Las lechugas rizadas suspiran agitando sus onduladas cabezas, y los pepinos y calabacines bailan pegados.

Sobre el borde de una caja, el pimiento verde se marca una tarantela, mientras el cebollino y la hierbabuena le hacen cosquillas a las patatas y las frutas sueñan con madrugadas de rocío y tardes tomando el sol…

La jam poética termina al alba.

A dormir- ordena el perejil, que le gusta estar en todas las salsas, mientras los tomates cherry, a ritmo de conga, dejan el cuaderno debajo de la caja registradora. 


El sol se despereza dibujando un camino de luz en la acera de la tienda. Samuel abre la persiana y empieza una nueva jornada, todas idénticas de lunes a domingo. Sin descanso.

Hace casi diez años que dejó Bangladesh en busca de un futuro mejor. Cree que tiene 37 años, aunque tampoco lo sabe con certeza.


Ha sido un placer conocerte, Samuel. Gracias por enseñarme tus poemas, por dejar que hiciera las fotos y que contara esta historia a mi manera.

Ojalá, poeta,  que el camino hacía ese futuro que sueñas no sea muy duro. ¡Que las Musas te acompañen!

22 comentarios:

Tesa Medina dijo...

Creo que nos sentimos, en ocasiones, tan solos, porque hemos perdido el hábito de comunicarnos en directo.

De interesarnos de verdad por las personas con las que nos vamos topando en la vida.

Hablo mucho, pero también escucho y observo un montón y eso me enriquece cada día, para los tiempos de crisis que vivimos no hay que desperdiciar esta ganancia tan al alcance de cualquiera.


No sé qué pensará Samuel de cómo he contado su historia, ya os lo diré...

...Pero está contento con las fotos que le echo, muchas más que las que veis aquí, y que quiere enviar a su familia para que disfruten de sus logros.


Ah, la fruta y las verduras de Samuel saben muy ricas.

Seguro que influye esas jam poéticas que se montan por las noches.


Muchos besos para repartir,

Con tinta violeta dijo...

Tienes el don maravilloso de descubrir historias, transmitirlas, pero por encima de todo de acoger a sus protagonistas...bellísima historia la de Samuel, que seguro, se ha encontrado menos solo mientras te la relataba.
Besos!

Ximo Segarra "ACAPU" dijo...

Escribiste poesía para hablar del tendero poeta :)
Es verdad lo que dices, lo poco que nos paramos para fijarnos mejor en los lugares y la gente con la que nos encontramos día a día... Después de leerte, hoy caminaré con los ojos un poquito más abiertos :)

Un abrazo Tesa.

elisa gulminelli dijo...

cualquier lugar es bueno para encontrarse con la poesía!

Aldabra dijo...

que hermosa historia la de Samuel, el tendero poeta... y que divertida la historia de las hortalizas, frutas y legumbres.

a mí me ha encantado todo el conjunto, fotos incluídas, por supuesto.

genial, genial, de verdad.

biquiños,

Remei (Bitàcora) dijo...

Te echaba de menos chiquilla!!!
Solamente tu sabes contar la vida de esta manera...que chulada tu post, que cabecita tienes amiga....
Un besote!!!

Y que contento estará Samuel!!!

Remei (Bitàcora) dijo...

El cuaderno de Samuel es una gozada...

virgi dijo...

Me has emocionado, querida Tesa. Y creo que a Smuel le has dado un trozo de felicidad inesperada.
¡Ah, y qué ordenado y pulido se ve todo! Ese cuaderno es precioso, díselo una vez más, porfi.
Un abrazo, corazón grande.

ñOCO Le bOLO dijo...


No sé cual de los dos ha tenido más suerte en ese encuentro. Seguro que él estará orgulloso de ver lo que has hecho con su puesto. Y tú, bailando como unas castañuelas.
Eres una artista sacando jugo a lo cotidiano.

· BPdMyN

· CR · & · LMA ·


Martha Barnes dijo...

Pude visualizar a todos en movimiento,bailando,con sus bellos colores y hablando atropelladamente.¡Qué hermoso!!!!Cariños Marha

pluvisca dijo...

Vaya Tesa, me emocionaste. y es que queda poca gente con este tipo de sensibilidad, hay deamasiados egos mirando su ombligo...

Me gustó como lo explicas, con esa magia que envuelve

Seguro que le gustará lo que has escrito de él

Besos

M.Jesús Silva dijo...

Este post en sí, ya es un poema. Algo fresco y delicioso. Ojalà encontraramos poemas en las gentes y en lo que las contiene.
Un abrazo

M.Jesús Silva dijo...

Este post en sí, ya es un poema. Algo fresco y delicioso. Ojalà encontraramos poemas en las gentes y en lo que las contiene.
Un abrazo

Sam dijo...

Hace tiempo creía (me encanta el pan) que a veces hay más poesía en una panadería que en algunos versos, pero lo mismo pasa en una frutería.

¡Qué coreografía te has marcado, Tesa! Tus palabras e imágenes bailan de maravilla.

Un abrazo, afrutado.

Krust dijo...

Una historia deliciosa, Tesa, sinceramente creo que es la mejor que te he leído hasta la fecha y mira que ya llevo una buena temporada perdiendo días (ganando Good Vibrations) en tu Blogalmacén.
Gracias por esta estupenda Jam Poética. Un beso y no olvides enseñársela a Nora cuando empiece a tener uso de razón!!!

(... Y un abrazo para Samuel, que leerá esto en alguno de sus momentos libres, y mucha fuerza y ánimo para que siga escribiendo poesía, peleando por sus sueños).-

Adriana Alba dijo...

Que entrada tan hermosa, no sabía que habías regresado, me alegro.
Es cierto, en ocasiones nos "desconectamos" tanto de lo esencial, que nos volvemos ciegos.
La poesía nos re-conecta
El Pincipito lo tenía muy claro...

Un abrazo grande Tesa.

Tesa Medina dijo...

SAM:

No me digas que esas cebollas llorando no son para comérselas. El resto también querían salir, pero me líe con el baile y la coreografía frutal y ya no pude "retratarlas" a todas.

Un abrazo, Samuel

Cabopá dijo...

Ay, Tesa cuánto me gusta verte por aquí con tu actividad fotográfica y tu imaginación para sacarle a las cosas un a sonrisa, o una ensalada o una macedonia...¡qué fácil lo haces!

Te echaba de menos amiga, con tu sensibilidad para contar las cosas cotidianas tan bien contadas y con esa forma tan rica y poética. Lo que nos cuentas, si nos interesaramos más por la gente de alrededor, seríamos más solidarios y comprensivos.

El verano ha ido regular, mi madre en julio ingresada por una insuficiencia respiratoria, ahora volvemos a estar otra vez en el hospital con una neumonía...¡Yo qué sé!
Menos mal que mi nieta nos alegra y me produce una felicidad cuando la veo que no se puede explicar.

Muchos besicos amiga.
A veces estoy por Fb. como Carmen M. Marín.

Mos dijo...

Vengo hasta aquí para devolver con mi agradecimiento todo el apoyo, las palabras de ánimo, el cariño y la cercanía que me has aportado con tus comentarios en mi blog. Tus palabras y las de todos los que me han comentado han sido para mí un bálsamo que reconfortaba mis pesadumbres en este verano un tanto desapacible. Es por eso que repito este mismo mensaje en cada uno de los blogs que tengo a bien en visitar.
Aún quedan problemas y asuntos por resolver pero lo cierto es que todo va mejorando. Espero volver pronto a conseguir la normalidad completa en mi blog y poder seguir los vuestros.
El 31 de agosto se casó mi hija Cristina y he querido dejar un pequeño reportaje fotográfico en mi blog de esa jornada festiva y emotiva.
Os he sentido muy cerca y eso siempre lo agradeceré.
Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

Clarice Baricco dijo...



Qué hermosa memoria nos has compartido.

Abrazos.

wastedcherry dijo...

Tesa sigue aprovechando ese don que tienes para conectarte con los otros. Como tu dices, en tiempos de crisis la ganancias que obtenemos de escuchar a la gente que nos rodea es oro, y bien por ti que compartes tu oro con nosotros. Gracias por esta historia, ahora sé que existe Samuel el tendero poeta que escribe versos en bengalí y eso le da una luz a mi mundo.

Oski dijo...

Hermosa historia, gracias por darla a conocer :-)

A veces olvidamos que las mejores mentes están sirviendo cafés, frutas o limpiando las aceras.

Abrazos.