TRANSLATE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Hay una explosión de colores en mi cabeza

 El escenario está preparado. Una urraca de cola azul lleva en el pico un trozo de tul rosa.
 Hay un pato nuevo en el estanque y los peces de colores se turnar para mecerlo.
Cuando cese la lluvia, oiré a las tórtolas arrullar su amor en los tejados rojos de la Escuela. Y a las cotorras verdes parlotear estridentes camino del Parque.

Cerca de los charcos menguantes de las aceras, los gorriones pardos juegan a la  rayuela,  sin pisar la raya con sus patitas de alambre.
Tiemblan las ramas cargadas con los primeros brotes, y los alcorques se atragantan de lluvia arremansada. 
Sobre los cielos añiles los gansos dibujan uves de victoria. Han sobrevivido al invierno. Es su único pensamiento. "Me lo pido"

Los niños son de Marte/ Los padres son de Venus...

 …Partiendo de esta diferencia abismal, mantener el equilibrio del niño requiere dedicación, empatía, generosidad y algo de inteligencia.
El niño es visual, sensitivo, dramático, creativo, impulsivo, inconstante… Exige atención absoluta cuando lo necesita y que lo dejen tranquilo cuando está entretenido.
No es fácil ser niño y que tus padres quieran un clon a su imagen y semejanza o, todavía peor, que pongan tantas expectativas en ti que sientas que tu vida es una carrera contra reloj.
¿Por qué tus padres no quieren ser molestados en determinados momentos y ellos pueden disponer de tu tiempo,  tu ocio, tu ánimo y tu humor según su conveniencia o creencias?

 ¿Por qué ellos pueden ser desconsiderados, maleducados, egoístas, vagos, pasivos… y a ti te exigen lo contrario? ¿Sabes por qué?
Porque eres un marciano en un mundo a rebosar de venusianos aburridos y encorsetados, que en vez de aprender de ti, te aplican sus inservibles manuales llenos de censuras y medias verdades que los han hecho tan infelices. 

Y porque ya lo dijo Heinrich Böll  en  su estupenda novela “Opiniones de un payaso…
"...en la vida de un niño lo banal posee grandeza, se siente extraño, sin orden, siempre trágico…"

Si cuanto te haces mayor, incluso viejo,  sigues siendo marciano, los venusianos te consideraran una persona inadaptada y rara.  Sobre todo rara.