TRANSLATE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Postales Navideñas:ruptura y enamoramiento


A veces una ruptura sentimental puede ser muy dolorosa, pero si no dejas que las lágrimas te impidan ver las estrellas como diría el buenazo de Tagore, te puedes encontrar con un regalo inesperado, y más ahora que nos invade el espíritu navideño, el buenismo sentimental y las familias del turrón  de "vuelve a casa vuelve, por Navidad..."

Porque estaréis conmigo que donde se ponga un guerrero cachas, que se quite un Santa fondón, y que me perdonen las tradiciones.  Que a muñeco de nieve enamorado no lo derrite un villancico a ritmo de zambomba y almirez.

Resaca electoral, Spain 2011


Dibujo de Pat Andrea muy intervenido por Tesa (ampliar  con un clic y disfrutad de los pequeños detalles)
Siempre digo que los libros, la creatividad y mi sentido del humor me han salvado la vida. Porque con mi talante fatalista no hubiera podido sobrevivir a muchas de las circunstancias de mi ya larga existencia. Hace tiempo que hubiera dimitido.

Esta mañana estaba muy enfadada y triste, así que me he puesto a hacer este collage digital y ya me encuentro mucho mejor.

No soy optimista, pero tiendo a tener esperanza. Y, a pesar de las encuestas, me parecía increíble que la derecha y los nacionalismos arrasaran con lo que están haciendo en las comunidades que ya gobiernan y  sus promesas de “os vais a enterar”.

Pero este país, en el que siempre me he sentido rara y extranjera, va y me confirma que todavía le quedan unos cuantos hervores para llegar a la civilización que tanto añoro.

Sólo me queda una duda ¿la mayoría de los españoles son masoquistas o están mal informados?

Cuando llegue la barbarie, me podré al menos quejar, porque no he contribuido a este retroceso, he votado a una coalición de izquierdas ecologista, con un programa que pone los derechos humanos, el bienestar de los ciudadanos  y el cuidado de este planeta  por encima  de los intereses de unos pocos.  No es cierto que todos los políticos sean iguales.


Si la primera medida del nuevo gobierno va a ser retirar de los colegios la asignatura de “Educación para la ciudadanía”, voy a ponerme a  llorar como mi poeta favorito:
…Quiero llorar porque me da la gana,
Como lloran los niños del último banco,
Porque no soy un hombre, ni un poeta, ni una hoja,
Pero sí un pulso herido que ronda las cosas del otro lado…  (García Lorca)



Historias mínimas lisboetas, primera

Los viajes son los viajeros. Lo que vemos no es lo que vemos, sino lo que somos. (Pessoa)



Con la curiosidad propia de un niño inspeccionaba la estatua, desde las orejas a la pajarita sin dejar de pasar un dedo enguantado por el puente pulido de la nariz o la rugosidad del bigote.

Después de un buen rato investigando, decidió sentarse al lado de Pessoa e imitar su gesto, imperturbable a los ruegos de su madre de continuar camino, concentrado, terco, perfeccionista.

En otra toma clava la expresión y el aleteo de las manos, pero en esta me pareció oír la confidencia del poeta al niño que lo imita:

No tengo ambiciones ni deseos.

Ser poeta no es una ambición mía.

Es mi manera de estar solo.



Si te apetece ver algunas fotos más de Lisboa clica aquí: