TRANSLATE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

El fin de una sociedad inofensiva (desenlace de "Hay otros mundos...)


 
BLU 3 trata de distraer al voluble dragón  que se olvida de avivar el fuego que cerca la torre de la cautiva Blau. El dragón es despedido por burofax, ni paro ni leches. A la calle.  Ahora trabaja a tiempo parcial  de soplete en una escuela de Formación Profesional para futuros parados.  

El Mago Cronos entrena su furia cosechando rayos y centellas que envasa en botes y guarda en su  despensa de PPutadas Varias. El  gobierno español es su cliente principal, también algunos jueces y otros individuos mediáticos se abastecen en las cavernas del Mago.



El Viajero, después de asistir a asambleas vecinales donde todos se quejan, nadie decide y nadie representa a nadie,  envía a su ave de presa favorita con un mensaje de esperanza para su hija Blau, mientras sueña con un mundo más cuerdo y justo.


Una vez despedido DracRed aplicando la nueva reforma laboral, o sea al momento,  El Viajero aprovecha el hueco legal entre el minijob y la esclavitud para colarse en los dominios del Mago y rescatar a Blau.



El Mago invade chulito la intimidad del Viajero profiriendo amenazas.



El Viajero  se despide de su recuperada hija que parte en busca de la civilización y de un puesto de trabajo acorde a sus licenciaturas, Másteres, idiomas y cursillos de danza, cocina japonesa y encaje de bolillos.



El Mago tiene más fuerza bruta, más medios a su favor, más súbditos con alma de esclavos, pero El Viajero más cabeza, más cultura, más imaginación y cuenta con el fiel robot de su hija Blau.


BLU 3 viaja allende los mares con una compañía low cost que le ha querido facturar el aceite de engrase para sus articulaciones por el triple de lo que le había costado el billete, de ahí su rigidez.
Pero… ¿qué anima al ingenuo robot a viajar en una línea barata y además superar el miedo a momias, tradiciones y ancestros…?



Salvar a la humanidad. BLU 3 ha conseguido la poción mágica que hace que los malos se congelen junto a sus delirantes y estúpidas ideas por los siglos de los siglos. Amén.

Las generaciones venideras se preguntarán extrañadas cómo fue posible que estos esperpentos supersticiosos e ignorantes dominaran el tiempo de las luces con su oscuridad y por qué les dejamos que nos convirtieran en una sociedad inofensiva.
.

Hay otros mundos, pero están en éste I


Los encontré  en los Encantes, el mercado de chamarileros de Barcelona, en un montón desordenado donde puedes observar las preferencias de varias generaciones de niños y la caducidad insana que nos lleva a descartar lo que todavía está de buen ver.
Nos gustamos a la primera. Necesitaban un buen baño para recuperar su prestancia y una aventura que los rescatara del anonimato y la ignominia del mercadillo.
 
Una tarde soleada y fría, agarré la cámara y metí en el bolso a Blau, la chica moderna de los pelos lilas, y a su robot BLU 3, un delgaducho androide ingenuo que sólo antepone su revólver a un buen diálogo cuando se topa con alguien cerril, lo que por estos pagos es habitual.
 
A El Viajero, el padre adoptivo de Blau, un hombre de ciencia, que reniega de la magia, la religión, los nacionalismos patrioteros y de cualquier imposición que coarte su libertad o la de su hija a la que ha educado con cariño, dedicación y libertad.

El Mago Cronos se metió en mi bolso con uno de sus trucos.  Es un ser erudito, pero inmovilista y soberbio que no aprecia la libertad de los demás ni su felicidad.
 
Y por último también se apuntó DracRed, un dragón que tiene las neuronas tan churrascadas que es impredecible, aunque de momento sirva a Cronos.
 
Entre la playa y el barrio de Poblenou vimos la fortaleza, territorio comanche de grafiteros y otras tribus nocturnas. Pero a plena luz, nuestro reino.

El aire gélido, el sol brillante, unos obreros que nos observan desde lo alto de un edificio en construcción con cara de “que chalados hay por aquí”…

…No hay tiempo que perder, la luz en invierno es un lujo efímero, así que, preparados, cámara, ¡Acción!

Blau  ha sido encerrada en la torre de la fortaleza. BLU 3 y El Viajero van a rescatarla enfrentándose a los trucos de magia del Mago y su Dragón ciclotímico.
¿Conseguirá el corazón y la inteligencia ganar a la superstición?
No  creáis que BLU 3 y  El Viajero se proponen combatir el mal con filosofía y frases hechas de buen rollito del almanaque. Para nada, que diría un castizo.  
 
Cuentan con una estrategia, imprescindible en cualquier lucha, creatividad, fortaleza, tesón y unas buenas armas disuasorias, porque si hay que combatir se combate.

¿Conseguirán El Viajero y  el ingenuo  robot rescatar a Blau? 
Clica en el link siguiente  y puede que tengas alguna pista más.

http://elnadadordeniquelfototesa.blogspot.com/2012/02/rebelion-en-el-barrio-barcelona-spain.html