Lola, la gata pirata

Cuando encontraron a Lola, llevaba el ojo colgando como un botón descosido, la llevaron al veterinario, pero el botón ya no se podía volver a coser, así que decidieron cerrar el ojal.

Lola en realidad no es una gata callejera, sino una gata pirata, que ante la duda de que se rieran de ella cuando decía “tierra a la vista” decidió poner millas entre la mar y su lomo bruno.

La noche en que abandonó el bajel, llovía a mares.

Anduvo por las calles mojadas del Puerto haciendo eses como cualquier marinero.

Buscó un hueco caliente, se comió el jurel que había pescado previsora de tres bocados. Eructó con los modales de una pirata, y durmió a pierna suelta, como si se hubiera bebido una botella de ron sin respirar.  


Cuando la encontraron, ya hambrienta, sucia, desorientada, con un ojo que colgaba descosido como un botón, era una gata sin lustre, sin barco, sin oficio y sin nombre.

Ahora se llama Lola, vive como una reina y cuando mi amiga llega a casa le hace la croqueta feliz, girando su lomo a babor y estribor, sin importarle el punto muerto donde antes había un ojo, un botón descosido, un ojal…

31 comentarios:

  1. Queridos amigos y bloguers:

    He pasado una tarde genial haciendo las "fotos" de Lola y contando sus peripecias. Espero que os guste y os saque una sonrisa.

    Es una historia real, mi amiga existe, os lo prometo, Lola es real y tiene un sedoso punto muerto donde antes había un ¿ojo? un botón descosido, o un ojal.

    Con mucho cariño para todos, y en especial para Lola y Esmeralda.

    Cuidaos y no os olvidéis de que todos hemos sido niños, si buscamos un poco en el baúl aparece la fantasía y la magia, sólo hay que dejarla salir.

    Besos para repartir. En breve os visito a todas y todos.

    ResponderEliminar
  2. ... Mi estimada Tesa, me he emocionado con este mini relato, mini cuento, gran historia de Lola...
    ella es inmensamente feliz, ya lo sabes ...

    Le he leido la historia, le ha encantado, se ha puesto tan contenta que me ha pedido salir a la calle con el botón tapado.

    ahhhhh !!!! tambien me ha dicho que compre una botella de ron para el día que vengas poderte invitar como buena pirata y que también te hará la croqueta.

    y como si fuera una diva me ha pedido que cuelgue esas fotos, con ese barco tan estupendo y ella con su increible paraguas, en alguna pared de casa.

    Gracias amiga por tan estupendo regalo
    Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Una bella y tierna historia que nos acerca al alma de los animales... Precioso, amiga, precioso.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Bravo por Esmeralda, bravo por Lola y bravo por ti, Tesa, que siempre me arrancas sonrisas con tu arte :)

    Lola ahora vive mejor, sin duda. Pero estoy convencido de que, cuando cierra su ojo válido, en sus duermevelas piensa con cierta nostalgia en su época pirata, en el bajel, en los mares removíos y en el incidente que motivó su ojo tuno. Las gatas son así, afortunadamente.

    Un beso de otro medio cegato (pero mejorando :)

    ResponderEliminar
  7. El cuento que has creado para esta pirata Lola es de una gran ternura y las fotos son para enmarcarlas, que bien se ve en ese barco. Me alegro por Lola y Esmeralda que ahora comparten felicidad.

    Sé lo que se siente cuando ellos te hacen la croqueta feliz Tesa. Los nuestros son adoptados los tres y bien que nos cuidan el huerto.
    Gracias por las sonrisas que siempre nos sacas.
    Buen fin de semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

  8. ·.
    El cuento es entrañables y bajo él se esconde la historia de una magnífica amistad, a la que me apunto sin dudas por esa vaso de ron con Lola.
    Los fotomontajes son propios de tu creatividad envidiable.
    Y esta vez me voy a inclinar por la versión en color. Ese azul tormenta es magnífico. Para el jurel tengo una receta.

    BPdMyN para las dos

    LaMiradaAusente · & · CristalRasgado

    ResponderEliminar
  9. Bello, bellísimo en la conjunción del texto y correlato ilustrado. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  10. Viva Lola pirata de las Caraïbes !

    ResponderEliminar
  11. Qué suerte ha tenido Lola de encontrar un puerto tan genial, y cuerdo... :))))) como el actual.
    Bonito relato.
    Que digo yo, si me pongo un parche en un ojo y un pañuelo rojo en la cabeza, ¿tengo mesa y cama asegurada en semejante mansión?
    Abrazos Tesa.
    Si fumase, que no fumo, cantaría el cuplé de la Montiel: fumando espero... :)))))))

    ResponderEliminar
  12. ESMERALDA:

    Acepto la invitación de Lola para compartir una botellita de ron, aunque tendré que esperar a que la nutricionista me deje beber alcohol.

    Sí ya sé que a veces me salto la dieta, pero es que haces unas galletas divinas.

    Gracias por tu amistad y cariño. Achuchón para Lola.

    Abrazo,

    ResponderEliminar
  13. MUCHA:

    Querida Mucha, querer a un animal nos hace mejores personas.
    Porque ellos tienen algo que nos calma, que nos hace sonreír y enternecernos, y eso siempre es saludable en un mundo tan desquiciado como éste.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  14. ILDELFONSO:

    He tenido hámster, gatos, perros y hasta un caballo, y te aseguro que todos tienen alma y de todos guardo algún bello recuerdo.

    Un beso,

    ResponderEliminar
  15. DIEGO:

    Te aseguro que Lola tiene ese aire nostálgico cuando posa plácida en su hogar actual, y algo de hechuras regias de cuando era pirata y surcaba los mares.

    Por su ojo abierto nos mira con condescendencia, como diciendo, nada es para siempre, deja que la vida fluya, que los momentos malos y buenos se alternen como las mareas, y verás como vale la pena...

    Espero que estés ya recuperado del todo, Diego.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  16. LAURA: Siempre he tenido perros y gatos adoptados, menos el caballo que lo tuve que comprar ya que nadie me regalaba uno.

    Y ellos son siempre agradecidos y enternecedores y a nosotras nos nos queda otra que quererlos.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  17. ALFONSO:

    Sabes que te esperamos, que siempre eres, sois, bienvenidos. Ojalá podamos compartir tu receta de jurel en directo, y unos traguitos de ron en la sobremesa echándonos unas risas.

    Aquí tienes, cobijo y mimos.

    Un abrazo, guapo

    ResponderEliminar
  18. CARLOS AUGUSTO:

    Yo creo que los poetas y los piratas hacen buenas migas, Carlos, porque el lenguaje marinero es puro verso, el mar, los faros, los tesoros escondidos y las islas donde esperamos encontrar el Paraíso.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  19. ERNESTO:


    Te contesto a tu pregunta con otra pregunta ¿sabes hacer la croqueta?

    Te imagino de pirata, muy pinturero Ernesto:

    Quizá tengo una idea romántica de los piratas, me los imagino aventureros, dueños de sus destinos, temerarios, y que ocurra lo que ocurra nunca pierden de vista el horizonte.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  20. MANOUCHE: Que vivan las piratas salerosas como Lola.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  21. Emocionante la historia, Tesa, y qué bonita te ha quedado esa pirata valiente. Si la gata te lee (me da que sí, esos bichos tienen muchas capacidades), te ronroneará cuando la veas. Eres una crack, llevo años diciéndotelo. Bess para ti, para Lola y para su dueña.

    ResponderEliminar
  22. ¡Ay, ay, ay que bonito!
    Una historia preciosa, Tesa.
    Y esa composición con la gata pirata Lola a bordo, te ha quedado divina.
    Qué bien que Lola se tropezase con Esmeralda. No cabe duda de qué, como su nombre indica, es una joya de valor incalculable por darle a Lola un hogar.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  23. MARI PAZ:
    Tienes razón, Lola es una suertuda porque Esmeralda sabe mucho de cuidados y de mimos, y ella se aprovecha y está feliz a su lado.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  24. VIRGI:

    Gracias por encontrar un hueco en tu hermoso viaje para comentar; Virgi.

    Y por animarme siempre a seguir con esto de los fotomontajes, donde intento jugar a ser artista mientras me divierto.

    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  25. Tesa estoy... ¿fascinada? No sé cual es el adjetivo para decir que algo me parece superlativo. Y esta entrada me lo parece.
    Una gata, amistad, mucha ternura, preciosa historia como la cuentas y ¡esas imágenes!
    Vaya que has logrado una entrada "de cine!

    Ya sabes que practico el "Gatolicismo", que adoro los cuentos para niños y para adultos, con ese niño siempre dispuesto a escaparse desde su interior, que la amistad para mi es algo entrañable y fundamental. Todo pincelado de ternura y con tu toque de ingenio, creatividad y arte. ¡Mágica entrada!

    Abrazo apretadito y...¡también me tomaría un chupito de Ron!

    ResponderEliminar
  26. Pinturero soy, sí. Y más de pirata como los que describes...

    Ya lo de responder a tu pregunta... Y puesto que proviene de una mía anterior algo..., cómo decir, bueno, mejor no digo nada jajajajjajajaajjja... Pues no sabría qué responder...

    Abrazos Tesa. Bonita semana por delante. .))))))

    ResponderEliminar
  27. Se me encoje el corazón solo el imaginarme a la gatita, como la has descrito y me alegro un montón y con un gran alivio que ahora esté bien y feliz!!!
    Un beso Tesa:)

    ResponderEliminar
  28. Me encanta Lola, tan sola sobreviviendo. Me alegro que una mano amiga la haya salvado.
    Mis sobrinas tienen un perro pirata, también le cosieron el ojal. Fruto de peleas de perro.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  29. Si es verdad que los gatos tienen siete vidas, Lola las está viviendo a tope.
    Y al final de sus andanzas no pudo caer en mejores manos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  30. Lola, me ha encantado, y tú me has sacado una gran sonrisa Tesa.

    Besos.

    ResponderEliminar
  31. Una de gato (gata) : me encanta. :)) me ha recordado a mi Gatobis y a Munsi...
    No hay como que te haga la croqueta (con o sin ojal)
    Bien por Lola :) y un abrazo para ti.

    ResponderEliminar