TRANSLATE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Soltando lastre para volar

Si las miradas matasen... Un ejemplo de cómo me juego la cara por una foto

¿Quien no se ha sentido alguna vez atrapado por un trabajo que le hace infeliz, atrapado por mantener las apariencias, atrapado por los afectos o por el peso del pasado y la incertidumbre que genera el futuro?

Eh, tú, devuélveme a mi abuelita

Somos prisioneros del miedo a la libertad verdadera, la que nos obliga a elegir y asumir las consecuencias de lo que elegimos. 

Nos da vértigo tener un momento de lucidez y quedarnos sin el consuelo de echarle la culpa a los demás o a las circunstancias de la vida para encarar nuestra falta de imaginación y de coraje para  liberarnos de todos los lastres que nos impiden levantar el vuelo. 

Mi yo gamberro en el Museo Arqueológico del Teatro Romano de Verona. ¡Que tiempos aquellos!

Me he sentido muchas veces cautiva de mis propias decisiones, muchas. Aunque nunca en toda mi vida he hecho algo que no quisiera hacer, me he sentido atrapada...

...Pero, por suerte, todavía conservo una pizca de locura temeraria que me empuja a soltar lastre e intentar volar de nuevo, aunque sea bajito como un gorrión. 

Y en eso ando, ejercitando las alas...O lo consigo...  o me tiro directamente a la botella...

Pero, ¿qué dices insensata? ¿No sabes que la ironía ha muerto con las Redes Sociales? 

Sea como sea, te pregunto a ti que me lees: ¿te has sentido alguna vez atrapada, atrapado?

30 comentarios:

Tesa Medina dijo...

Queridos amigos y bloguers, entre ejercitar las alas, el cuidado de mis afectos y mis reflexiones trascendentales mientras envejezco a ritmo de blues, ando sin tiempo para la blogosfera, pero ya sabéis que, aunque tarde, siempre llego a vuestros rincones. Y lo hago con placer.

No sé si ha sido el confinamiento, esta desescalada alucinante o este hacerme mayor sin delicadeza, pero el caso es que ando rebelde y alborotada y con ganas de cambios.

Ya me contáis que os parece todo esto o lo que queráis contarme.

Mimaos que esto dura un suspiro.

llorenç Gimenez dijo...

Hola Tesa.. Ya veo, ya, que el confinamiento te ha inspirado, y es que la inspiración se encuentra en la calle y en la gente, pero también se encuentra en el silencio, y en la soledad.
Siempre estamos atrapados, siempre, las obligaciones sociales, profesionales, familiares, etc. y mal el que se cree liberado, al final cae en la obligación.
Aunque hay obligaciones que son placeres como leer tus post, y poder debatir contigo. Y a esos placeres, pequeños, pero placeres hay que aferrarse porque es una lucha entre obligaciones y devociones, pero al final venceremos porque las devociones son más intensas, o así debería ser.
Un abrazo Tesa..

Ildefonso Robledo dijo...

Tu imaginacion es prodigiosa, amiga... Me encantan esas imagenes y como las aunas con tus palabras
Un abrazo

manouche dijo...

Quieres saberlo de verdad ?
Atrapada lo he sido, lo soy lo sere, pobre tonta inocente !!!!

Laura. M dijo...

Sí, más de una. Y como ahora he intentado soltar cuanto antes el lastre e intentar levantar de nuevo el vuelo. No queda otra si queremos seguir.
Fantásticos los clic de tu cámara para atrapar en las burbujas.
Toca seguir cuidándose Tesa.
Un abrazo.

estelita dijo...

Palabras muy acertadas en estos tiempos de pandemias. Hay que levantar vuelo denuevo! Lindas fotos

Pepa dijo...

Muchísimas veces. Intento huir constantemente de esa sensación, tomando buenas decisiones y haciendo siempre lo que me haga feliz. Un beso :)

Tesa Medina dijo...

Estos días de reflexión leía y pensaba en lo que ya dijo Nietzsche, mi filósofos de cabecera, en "Más allá del bien y del mal", que el librepensador debe:

“someter a juicio despiadadamente a los sentimientos de abnegación, de sacrificio por el prójimo...”

Y es que a casi todos los seres humanos en algún momento, pero las mujeres más a menudo, solemos olvidarnos por momentos de nuestros propios deseos por esa tendencia a cuidar del bienestar de los que amamos o dependen de nosotros.

Me anima que no sea yo la única que se sienta atrapada muchas veces, y es que no sólo nos atrapan nuestros afectos, sino que la política, la religión, la sociedad en general nos quiere a todos dependientes, obedientes y sumisos, como un rebaño de ovejas.

Uy, ¿qué estaré tramandando?

Gracias a todos por vuestros comentarios.

Besos,

Gumer Paz dijo...

Tu ya eras rebelde y alborotada antes del confinamiento; no le eches la culpa al covid jajaja
Me han encantado las fotos, los pies de fotos y tus ocurrencias!
Un beso Tesa :))

jesus alvarez dijo...

Me encanta lo que escribes y como lo escribes, da gusto entrar en tu blog, como siempre encantado de visitarte, espero tengas tu y los tuyos una buena y feliz semana.ah se me olvidaba, las fotografias me han encantado tambien y los textos a pie de fotografia como siempre muy graciosos y originales, besos.

Carmen Troncoso Baeza dijo...

Querida Tesa. Mil veces amarrada a la pata del catre y cuando ya es mucho, me acuerdo de respirar, hacer gimnasia o cuando se podia dar una larga vuelta para perderme un rato de mi misma. Y lo de las alas, hoy en dia practicar dentro de casa, te hace tropezar con todo hasta con uno misma en el espejo y que hago, pues escribo poesia y zas se acabo la mala onda! Un abrazo feliz para ti, me encantaron las fotos con las burbujas gigantes!

Maripaz dijo...

Tesa querida, tus fotos como siempre rebosan genialidad. ¡Me encantan!
Respecto a tu pregunta de si me he sentido alguna vez atrapada, pues mi contestación es un si, y desde muy joven. Precisamente por una decisión tomada bajo la influencia de algo que se me antojaba lo mejor de lo mejor. Claro que mis pocos años y poca experiencia me enseñaron que no es oro todo lo que reluce. Tuvieron que pasar largos años para darme cuenta de mi error. Una vez que pude liberarme, he sido muy reacia al compromiso. Pero la vida siempre está llena de decisiones que hay que tomar, si no quieres morir de hastío. Por lo tanto he seguido tomando decisiones que de alguna manera me han vuelto a atrapar, pero ya con más experiencia y desde la libertad que da la madurez.
Hacía mucho que no pasaba a visitarte. Estoy perezosa para entrar en la blogosfera; pero me he puesto al día con todas tus entradas que no había leído. Un abrazo inmenso.

Lu dijo...

Querida amiga Tesa
¡que bella imagen esa de envejecer a ritmo de blues!
En este tiempo sin tiempo también me falta, aunque por otras circunstancias.
¡Magnífico estar en revolución y con ganas de cambios!
Ese mutar permanente es lo que indica que estamos viviendo. El letargo es lo que no me parece buena cosa.

Atrapada estuve los últimos 10 años de mi vida laboral, cuando ejercí cargos de conducción que debí aceptar no por gusto sino por necesidad económica.
Eran tiempos en que mi hija y yo dependíamos exclusivamente de mi salario docente y, no se en España, aquí siempre han sido sueldos mínimos.
A tal punto que amigos y amigas nos invitaban a comer con frecuencia por las dudas pasáramos hambre.
Si bien estaba dentro de mi profesión, nada hay que haya amado, ame y amaré por siempre tanto como el estar en contacto directo con los niños y niñas.
Por eso sé que en mi próxima vida volveré a ser maestra jardinera y entonces me quedaré con el trabajo de sala hasta el día que me jubile.

Por cierto, geniales fotos y/o fotomontajes con sus respectivas leyendas
Abrazo fuerte desde una mañana escarchada

Meulen dijo...

En todo tiempo creo que uno se puede atrapar solito-a, por tantas cosas que se trampea sola en ese hacer permanente de como manejamos nuestro tiempo, nuestra profesión y la familia...muchas cosas juntas y que si no se aplica una norma más o menos llevadera puede todo resultar un desastre y andamos más agobiados ahora que supuestamente se tiene todo el tiempo en casa pero como seres que nos cuesta aceptar cambios y adaptarnos entonces todo se ve color hormiga y nos autoaptrapamos en nosotros mismos y para no sentirnos miserables acusamos al resto o a las circunstancias de nuestros dilemas...
Me imagino cual debe ser el mayor dilema para aquellos que creían tener todo bajo control y ahora se dió vuelta ...
ese aprender de la resiliencia debe fortalecerse rápido,sino todo resultará muy mal par ala mente y el corazón...

Te dejo un abrazo.

Hola, me llamo Julio David dijo...

Te dedico la canción "Para volar", de Camila Meza.

https://www.youtube.com/watch?v=ADqjgFUiF3c

Otro abrazo.

Ernesto. dijo...

Muy cierto amiga eso de "...quedarse sin el consuelo de echar las culpas a los demás...". Es, suele ser, la enseña de la muchos. Y a su vez, la enseña de la mayoría de la humanidad.

¿Su fiel reflejo?... ¡El mundo tal como se conoce hoy!

En cuanto a "atrapado", Supongo que lo habré estado... Ni me acuerdo, ni echo la vista atrás para buscar. Pero sí te aseguro que a día de hoy, atrapado, ¡jamás! Será cosa de peinar canas pero no me hago idea de qué podría sentirme atrapado.

Gran abrazo Tesa.

Ana Mª Ferrin dijo...

Receta.

No hay nada como soltar un gramo de locura para no volverse loc@.
Nunca mirarse en el espejo amargo,
volar a través de la burbuja,
calzarse aladas sandalias
... y volar.

alfonso dijo...

·.
Tesa, siempre estaremos atrapados entre dos nada. Lo importantes es el arte de la navegación para que ese intervalo sea placentero. Tú lo consigues, exprimiendo todo, hasta una pompa de jabón.
Preciosas fotos.
Divido ese paajarito de Verona.

BPdMyN

LaMiradaAusente · & · CristalRasgado

Conchi dijo...

Comparto lo que dices Tesa, alguna vez me he sentido atrapada pero he remontado el vuelo.

Abrazos.

Marina Filgueira dijo...

¡Holaaa Tesa!

Tu inspiración y mente están en perfecta forma, sin duda se ve en tus fotos y se ve en tus letras. Tu sentido del humor no tiene precio es una cura para el alma. gracias preciosa.

Yo como cualquier otra persona, me he sentido atrapada muchas veces, pero, de eso también se sale, como de otras circunstancias que en la vida se presentan, de todo se sale, excepto de la muerte.

Aunque a mí me cuesta salir del túnel de la confinación, me dejó tocada, creo que es porque soy muy mayor y me afecta más todo este barullo de confinamiento y ahora la loca escalada, no sabe una a qué atenerse, si quedarme en casa o salir y encontrarme con esos inconscientes que se olvidan de lo que ha pasado, el caso es que sigue ahí el peligro, pero parece que no lo ven.

Un abrazo y mi gratitud por tu buen hacer, sigue siendo como eres, me encanta.

Cuidate.

Manuel dijo...

Claro que me he sentido atrapado en muchas ocasiones, y la mayoría de las veces por el sistema, aunque siempre he tenido la habilidad o precaución de al cerrar la puerta, dejar un resquicio abierto por donde poderme liberar.
Y no soy de los que le echan la culpa a los demás, sino que por naturaleza soy muy atrevido, y a veces me meto por curiosear en donde no me llaman, y si veo que hay peligro de comedura de coco, de ahí, hay que salir pronto, y aunque no es indispensable, siempre se puede añadir al salir, un "ustedes perdonen, me he equivocado de sitio".
Me ha encantado la entrada, las imágenes y tus siempre ingeniosos comentarios.
Un fuerte abrazo, e imagino que tan pronto puedas, partirás para el Polo Norte, como todos los veranos.

Tesa Medina dijo...

Manuel: como dices a punto ya para la desconexión veraniega. Necesito desconectar por un lado y conectarme por otro...

Aunque mi fobia al calor es un clásico de verano, como el tinto con gaseosa, este año no me voy a quejar.

Y eso que no puedo ir al mar de momento, así que no me queda otra que hacer unos largos en mi bañera, leer libros exóticos, ver documentales del Artico...

...Y volver a releer "Atrapados en el hielo" Una emocionante crónica de la expedición de Ernest Shackleton, con fotos del fotógrafo que los acompañaba Frank Hurley. Un clásico para aventureros de corazón.

Me paso por tu blog antes de desconectarme.

Pásalo de cine, Manuel.

Un abrazo,

Tesa Medina dijo...

Gracias a todas y todos por vuestras visitas y cariño, me desconecto un tiempo, pero antes me pasaré por vuestros blogs a despedirme.

Mimaos mucho y tratad de ser felices.

Marina Filgueira dijo...

Ten un feliz verano, Tesa. Cuídate y nunca pierdas tu fuente de buen humor que tanto me agrada y me hace mucho bien.

besiños y bendiones que te acompañen siempre. Y se puedes ven de nuevo a Galicia. El clima ya lo conoces. Lo pasarás bien.

RECOMENZAR dijo...

NUnca me he sentido atrapada. No me imagino lo que se siente-El encierro no me molesta. Estoy muy cansada siempre...
Y siempre te recuerdo
Que pases felices momentos

Tesa Medina dijo...

RECOMENZAR:

Hola, Mucha, gracias por tus buenos deseos. También he pensado en ti.

Estamos viviendo tiempos complicados, Mucha, donde la felicidad se muestra esquiva, por eso hay que celebrar los pequeños instantes en que nos visita.

Cuídate, Mucha. Espero que pronto te sientas chispeante y llena de vitalidad.

Un abrazo,



A Casa Madeira dijo...

Oi Tesa, as vezes é muito bom dar um descanso
da blogosfera.
Obrigada pela visita.
Abraços.
janicce.

Silvia Teresa dijo...

¡Ay, Tesa! Ya sabes que en mis momentos oscuros me suelo sentir atrapada y sin salida. Por suerte, he salido de aquello que me apresa gracias a un vientecillo de buenas vibras que me insufla la gente como tú, y así hasta ahora sigo a flote para hacerle honor a mi apellido y me libero como esas pompas de jabón para que aquel apodo que tengo desde el minuto de nacida (Burbuja) signifique algo.

Tesa Medina dijo...

Silvia Teresa:

Querida Silvia, aunque sea con el agua al cuello y a contracorriente nos mantenemos a flote...

Ya me gustaría tener a mano una burbuja en la que aislarse y poder desconectar de todo de vez en cuando.

Mi entorno anda de vacaciones estivales y yo como mi santa patrona, "vivo sin vivir en mí" Qué trajín de verano, Silvia.

Espero buenas noticias.

Un abrazo,

Mi nombre es Mucha dijo...

Le doy gracias a la vida por miles de cosas y entre ellas estas vos
loquita
linda