TRANSLATE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Somos lo que NO hemos hecho

 

El otoño me vuelve introspectiva, aunque plena de energía, y suelo dar largos paseos en solitario mientras le doy vueltas a la cabeza…
  
Acabo de leer “Quien mató a mi padre” de Édouard Louis. Y cuando llego a la línea donde el joven escritor francés le enmienda la plana a Sartre y dice que no somos lo que pensamos ni lo que hacemos, que “somos lo que NO hemos hecho” Me da un sobresalto acompañado de un respingo.



Mi gata, que dormitaba plácida en mi regazo, huye a esconderse en lo alto del armario.


¡Somos lo que NO hemos hecho! 



Ahora entiendo mi desequilibrio no medicado, mi desasosiego intermitente y esa extraña melancolía que me acompaña siempre. 


Ya me decían las monjas que leer mucho me iba a poner más loca de lo que estaba. 

 No es locura, hermanas, es dualidad. 



Mi yo auténtico está sepultado debajo de las historias que no he vivido y en los sueños que nunca me he atrevido a hacer realidad. En las pasiones,  las Harley y las aventuras que me he negado…
 
 ...También en las oportunidades que no he tenido, que son muchas, y en las que he desaprovechado…


 

Encontrar el equilibrio entre lo que quería llegar a ser y lo que soy en realidad va a ser espectacular o un desastre.

Que Hopper me perdone una vez más, pero cuando pensé en mis dos yos, me vinieron a la memoria sus dos comediantes


 Cuando mis dos yos sean capaces de caminar de la mano ¿habré encontrado por fin el equilibrio…?

... o tal vez explosione al fin el desequilibrio total y empiece a tomar alguna pastillita de esas azules que te liberan de la realidad, de las responsabilidades y de las preguntas filosóficas y trascendentales.


Y tú, qué piensas de todo este embrollo. ¿Quién crees que eres? 

41 comentarios:

Tesa Medina dijo...

Queridos amigos y bloguers, como me gusta el otoño, a pesar de que es cierto que me da por pensar más de lo habitual.

Y como no estoy muy inspirada todavía y ando buscando “mi lugar en el mundo”, aprovecho el poco tiempo libre que tengo para leer, pasear y divagar sobre lo leído y la vida.

A mí me cuadra eso de que somos más lo que hemos dejado de hacer.

Soy una aventurera bohemia embutida en una madre, esposa, abuela y señora apacible. Que aparento estar domesticada, mientras me invaden pensamientos salvajes que a veces son tan extraños a mi ser actual, que me hacen reír.

Gracias por seguir parando en este Almacén donde pierdo algunos de mis días tratando de encontrarme.

Os voy visitando, aunque tarde un poco, siempre llego.

Mimaos y trataos con humor, que esto dura un suspiro.

A ver qué me contáis, pues ando desconcertada con este nuevo enfoque de ser más lo que NO he hecho que lo que soy en realidad.

llorenç Gimenez dijo...

Hola Tesa.. Que buena entrada, me ha encantado leerte, y siempre reflexiva, entre el yo, y el yo, y es que somos tan polivalentes que podemos tener mas de un yo, y porque no.
Dicen que es mejor arriesgar a perder, que perder por no arriesgar. Y es que si no sabes donde vas, no encontraras caminos que te lleven.
Pero si que el futuro no es lo que va a pasar, es lo que vamos ha hacer..
Un abrazo amiga..

Conchi dijo...

Tu pregunta me plantea un dilema del cual no tengo claro quién soy ni a donde voy.

Feliz semana Tesa.

Un abrazo.

A. Javier dijo...

Nos pasa a todos, me refiero al otoño
lo que pasa es que a algunos nos marca más
o le damos más importancia.

Por mi parte el otoño lo espero con gran
ansiedad, sobre todo si en verano no he podido
salir de Madrid.

Y todo esto que nos toca sentir ya hay estudios,
se nos cae el pelo en otoño, la piel se seca...


Incluso la medicina china lo explica en el cambio
del yang hacia el yin, es decir, en otoño pasamos
de ser extrovertidos a introvertidos.

También escuche por la radio hace poco que nuestro reloj
biológico con la luz.

La verdad que el otoño tiene mil combinaciones
que afectan no sólo a nuestro cuerpo, la mente
tiene mucho que decir, incluso a los poetas.

Sobre tu pregunta, todos tenemos dos "yo"
algunos más desarrollados que otro
y conviven en buen equilibrio a veces sin tener
que pensar en ello. pero es un equilibrio distinto
es decir, cuando un yo sobresale el otro no interfiere
y creo que ahí es cuando esta equilibrio.

No sé si me he explicado bien.


Un besote y lindo post.

Franconetti dijo...


Es una verdadera gozada leerte, invita a la reflexión esta entrada. Me gusta.

Un abrazo.

manouche dijo...

Con tantos pelirojos automnales tienes que ver la vida en amables colores...
Pobre monja, claro que con lo que le daban a ella por leer habia para volverse loca !!!

Ernesto. dijo...

Lo que empieza a resultar "inquietante" es el protagonismo que está cogiendo tu gata, o que tú le das... :)))))

Del resto veamos...

Dualidad, mi yo auténtico, lagrimas por lo que no fui...

El equilibrio entre lo que pudo... y eres, no sé si es la clave, pero intentar "equilibrar" algo de un tiempo y realidad que no "existe", no creo que sea la clave. (Oye, lo tuyo no será contagioso, ¿no? Empiezo a notar que empiezo a expresarme como tú jajajajajjaja...)

En cuanto a la pregunta del millón, ¡simple!

¡Yo soy el que yo soy!

Abrazos Tesa. ¡Cuídate!

Tesa Medina dijo...

ERNESTO:

Mi gata se pasa el día detrás de mí parloteando y queriendo acaparar mi absoluta atención. Es como un apéndice de mi yo actual. Así que si hablo de mí cotidianidad ella sale.

Decirte que ha adpatado sus horarios nocturnos a mis caóticos horarios te puede dar una idea.

¡Yo soy el que yo soy! afirmas, y a mí me viene a la cabeza aquella cancioncilla de...

...No importa saber quien soy,
ni de dónde vengo
ni a donde voy.
Sólo quiero que me des tu amor...

Un beso,


María Socorro Luis dijo...


Me encanta el otoño, Tesa, es mi estación favorita; la que mas me hace meditar.

Somos lo que pensamos,lo que sentimos, pero no siempre somos lo que hacemos... Muchas veces somos mas lo que no hacemos o no hemos hecho. Lo tengo bastante claro, a pesar de Sartre.

Siempre un placer. Un abrazo largo y detenido, linda.

Manuel dijo...

Yo pienso, a tu pregunta, que es como preguntarse que: ¿que diferencia hay entre lo real y la realidad, además, ya hubo por ahí una mente prodigiosa que dijo: "lo que es, es, y lo que no es, no es".
Si no me has entendido, haz lo que dijo Groucho Marx, que: Incluso un niño de cuatro años podría entenderlo...¡que me traigan un niño de cuatro años!
Así que lo mejor es, no comerse el coco, ser uno mismo, y disfrutar de la vida.
Un fuerte abrazo.

Tesa Medina dijo...

MANUEL:

Los niños de cuatro años son muy listos, imaginativos e inteligentes. En realidad todos los niños hasta que son adolescentes, que ya empiezan a contagiarse de los adultos.

Sólo hablo en serio con los niños, con los adultos ni se me ocurre, no los entiendo. Y es que, pese a las preguntas, mis planteamientos vitales se parecen mucho a los de ellos.

Te visito en breve, Manuel.

Un abrazo,

Sam dijo...

Querida Tesa, no sé qué decir, quizá aquí encaja lo del humor, y como leí en alguna parte, en realidad hagas lo que hagas, te arrepentirás, o en el fondo pensarás que la hierba del vecino es más verde.

En una peli de Woody Allen hablan del "mito de la edad de oro". Quizá sea eso, no lo sé. Y en no sé qué libro una mujer, que había sido madre, sin embargo decía que en realidad la gente que no tiene hijos se pierde esa experiencia, pero también se pierde una experiencia la gente que los tiene, que en la vida se escoge y se tiene que renunciar, un camino o el otro. El poeta escogió el menos transitado, y sin embargo pensó después en el descartado. No sé, no creo que seamos lo que no he hemos hecho pero sí que la mente quizá nos hace creer que de haber hecho lo que no hicimos hubiéramos aÍcanzado la gran piñata, ni Ítaca alguna.

De todas formas, a una psicóloga de las optimistas le leí, en "Los mitos de la felicidad", que en la vida "puedes conseguir lo que quieras, pero no todo lo que quieras".

Quizá a veces nos arrepentimos de no haber hecho algo, cierto, pero también de haberlo hecho porque siempre que hacemos algo renunciamos a algo. En economía se habla de "coste de oportunidad", el coste de la alternativa a la que renunciamos cuando tomamos una determinada decisión.

A mi edad, ya sabes, tres quindenios, sinceramente me arrepiento o lamento, o haría algo diferente en algunos casos, y cosas que hice porque creí que debía hacerlas, vivirlas, hoy me parecen equivocadas o más bien coyunturales y poco importantes, y entonces en fin...

¿Has visto "Los siete magníficos"? Hay un momento en que uno de ellos comenta, que "en aquel momento parecía una buena idea". Y entonces seguro que lo era, pero la mente nos juega malas pasadas, pues a fin de cuentas se ven mejor los toros desde la barrera, pero bajar al ruedo y torear, en lo posible, la vida, eso ya es más difícil. ¡Y cornadas que da la vida, inevitablemente!

Yo creo que somos lo que verdaderamente soñamos, y que la vida a menudo no está a la altura de nuestros sueños, pero tampoco es un pensamiento muy alegre a efectos prácticos, así que no sé que decirte, pero sigamos aprendiendo de los gatos, creo que siguen estando más avanzados que los humanos.

Un abrazo,

Sam

Mari-Pi-R dijo...

Creo que hay mucha verdad en esta frase "somos lo que no hemos hecho", pero que le vamos hacer, si podemos rectificar y hacer lo que hubiésemos tenido que hacer anteriormente mejor y corregir.
Un buen otoño.

Lu dijo...

Buen día Tes!
Lo primero, decirte que me fascinan todas las fotos de este post. Amo el otoño por sus colores y aquí se aprecian maravillosamente.
la carita de Pluma en su refugio de altura me parece de ultra ternura.
Y "tu" Hopper...¡maravilloso!
Resumiendo: un placer para la vista pasar por aquí.

Respecto a tu dilema comparto el magnífico, para mi gusto personal, "ensayo" de Sam
Yo no tengo esa sensación ni creo que uno sea lo que no hizo.
Hice siempre lo que elegí hacer y más allá que elegir algo significa postergar otro algo si lo elegí es porque de ambas opciones, o más, fue la que más me identificaba.

La pregunta curiosa es...¿En verdad en tus años dorados soñabas con ser tal o cual y no seguiste tu sueño? O...¿Esos sueños son producto de tu fantasía en estos años otoñales?

Para finalizar, creo también que uno es el ensamble de lo que hizo, lo por hacer (los deseos) y el presente.
Abrazo

Tesa Medina dijo...

SAM:

Muy interesante, literaria y cimatográfica tu exposición, Sam.

Verás, la mía está expresada desde el humor, pero en serio afirmaría también que la vida no está a la altura de mis sueños.

Siempre he sido muy fantasiosa, pero a la vez con un sentido estricto de la realidad, vamos que nunca me he engañado a mí misma.

Elegí ser madre y siempre supe que ahí se quedaría atrapada una parte de mí aventurera, pero como bien dices si hubiera elegido seguir el camino de mi aventurera hubiera echado de menos ser madre.

Con lo que remato que no tengo todo lo que quiero, pero sí amo todo lo que tengo.

Pero si tuviera que sintezar coómo me siento, lo haría con lo que ha comentado Soco:

"Somos lo que pensamos, lo que sentimos, pero no siempre somos lo que hacemos... Muchas veces somos más lo que no hacemos o no hemos hecho"


Un abrazo,

Tesa Medina dijo...

Lu:

Las fotos son todas del Parque del Retiro, que como yo digo es mi jardín trasero, ya que por suerte me queda cerca de casa y puedo perderme por los lugares menos transitados como me gusta.

En cuanto a los años dorados, mis años dorados son estos, cuando no tengo que preocuparme por criar a los hijos, que están a punto de cumplir 41 años, por salir adelante, ni trabajar cien horas para vivir o hacer que vives.

Si no me hubiera tocado los escacharres de salud que me han tocado, sería bastante feliz, pero sí que a veces mi yo aventurero se apachucha con la rutina y quisiera salir volando.

He elegido siempre lo que he hecho, pero siempre que eliges dejas de lado algo que también harías o te gustaría hacer.

No es lo mismo descartar que elegir, aunque mucha gente lo confunda.

Elegir te hace libre, pero no te libra de acertar o equivocarte.

Un abrazo,

Agnieszka Mikołajczyk dijo...

Beautiful photos

Esmeralda dijo...

Como me encantan tus reflexiones Tesa !!!!
Que quién soy ????
Uffffff !!!! Solo se que tengo diferentes 'veres' que diría mi abuelo. Pero , la verdad Tesa en estos momentos estoy tan confundida que ya no se ... (ni siquiera si 'soy')

Un abrazo

alfonso dijo...

·.
Buuuueeeeno... Ya quisiera saber lo que soy y lo que no soy. Creo que es cuestión de ratos. Y llegando a la conclusión que llegue nunca sabré nada al respecto.
Mientras, navegamos sin ver las olas (esta frase me la autocopio de una ocurrencia del otro día.
Y mientras navego, disfruto de tus ocurrencias y fotos.
BPdMyN

LMA · & · CR

Hola, me llamo Julio David dijo...

Lo que hemos hecho hace de nosotros un estratega, y lo que no hemos hecho hace de nosotros un poeta.
Te dejo un abrazo.

Adriana Alba dijo...

Una entrada digna de reflexión!
No está mal la idea de ..."Somos lo que no hemos hecho", me encanta filosofar, desechar creencias y probar nuevas alternativas, la verdad es relativa.
Lo que si estoy segura y convencida es que en cada momento de la vida pasamos por diferentes estados, algunos los podemos resolver más fácil que otros.
Lo importante es mentirnos y defraudarnos lo menos posible.

Abrazos querida Tesa.

diego dijo...

Hola, Tesa!. Me gusta tu dualidad humor-ternura. Gracias por enseñarnos un pedacico de tu alma. Estás muy viva :)

Yo añadiría "somos lo que no hemos hecho... todavía". Escrito sin ese "todavía" parece una conclusión, cuando la vida debe ser un camino sin fin. Pararse es lo peor, hay que seguir caminando, aunque sea renqueando, con la mano apoyada en la cadera. Caminar sendas no recorridas, buscando siempre el "No" ser absoluto. Y no encontrarlo, claro. Por ahí debe ir la cosa.

Tus "fotos retiraleras" son de lugares que me son conocidos. Mi nieto Adri (cuatro años en mayo) ha empezado este año a ir al cole de "mayores" (superada ya la etapa-guardería), que está pegaíco a la Estación de Atocha (Méndez Álvaro) y, cuando voy a recogerlo, siempre atravieso un cacho de Retiro.

Abrazote.

celebrador dijo...

Pues bueno, lo que más me define es lo que voy sintiendo en cada momento, momento a momento; lo que he hecho y lo que no he hecho, pues también, claro, pero en realidad tienen mucha menos relevancia, son muy pero que muy circunstanciales, ¿no?

Tesa Medina dijo...

DIEGO:

En mi caso hay cosas que no he hecho que son muy importantes para mí, y ya no las podré hacer ya, otras están ahí en la lista de espera.

Diego, eso que decían nuestras abuelas de "la vida es un pañuelo"

Mi nieta de 6 años va al mismo cole, yo veo el cole desde mi balcón, una casa amarilla con fachada singular... al otro lado de por donde entra Adri.

A ver si encontramos un momento, nos tomamos un café y nos echamos unas risas.

Besos,

Ildefonso Robledo dijo...

Que quién soy yo? Uf, quien sabe... Quizás sea ese tipo que, en bata, sentado ante un PC está escribiedo ahora quien sabe que cosas...

Que lío

Un abrazo, amiga... Creo que voy a preparar el desayuno

diego dijo...

Tesa, lo fundamental es que haya siempre una lista de espera. No muy larga, para no abrumarnos :)

Como cantaba Rubén Blades, "la vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida", Hay casualidades muy agradables :) El jueves suele ser mi "baby-abueling" y recojo a Adri en el cole y nos vamos hacia su casa (vive cerca de Madrid-Río) con parada en cualquier parque con toboganes y otros artilugios. Para mí sería una gran alegría compartir ese café contigo a la hora que convengamos. Las risas se dan por descontado :) Veo que en tu perfil tienes una dirección de correo, ¿te puedo enviar un e-mail? Un abrazo.

Silvia Teresa dijo...

¡Uy, Tesa, pues ahora si que me has sacudido y me has puesto a pensar en todas esas cosas que soy!¡Nunca me hubiera imaginado ser tanto! Me dejas la gran tarea de enumerar todo lo que soy gracias a mi falta de audacia, a mis pocas oportunidades o a mi introversión. A lo mejor soy todo lo que sueño y estoy más viva en ese soñar, quizá la chica apocada de la vigilia es sólo un arrepentimiento en el dibujo de mi ser, ahora mismo me viene bien creerlo así, sería genial que la Silvia atrevida de mis sueños fuese la verdadera Silvia.

Abrazo grandote

Silvia Teresa dijo...

Se me pasó decirte que me chifla la reinterpretación de los dos comediantes, seguro que Hopper te perdonaría y hasta te haría su musa.

Framboise dijo...

Vaya con el otoño!... A todos nos lleva por el camino introspectivo, creo. Y más cuando llega la etapa otoñal de la vida ;) Y es cuando surgen estas reflexiones: ¿quién soy? ¿de dónde vengo? y ¿a dónde voy? 
Siempre he pensado que somos un cúmulo de todas estas cosas: las que hemos hecho (bien o mal), pensado, sentido, experimentado, deseado, disfrutado o lamentado. Las oportunidades aprovechadas y las que no (por la razón que sea) las que hemos elegido o las que hemos dejado pasar por haber elegido otras. Y nunca sabremos cuál de todas nos convenía más.
Porque todo se resume a esto para mí: La vida es como (y disculpa por el símil tan prosaico ;)...la carta de un restaurante: te presenta todo lo que hay y eliges lo que te apetece comer ese día :D Pero siempre puedes volver al día siguiente y elegir otra cosa, que no estaba en la carta de ayer.
Peor lo tiene quien no tiene la oportunidad de elegir porque las circunstancias de lugar o época no se lo permiten.
Siempre nos columpiamos entre esto o lo otro. Pero esta dualidad es lo bonito del ser humano a mí parecer, (no somos robots programados) aunque a veces nos invada la melancolía al mirar en el retrovisor... Cosas del otoño que la sangre altera aún más si cabe que la primavera (o la luna llena)
Otoño bien bonito en el Reti :) O en cualquier sitio con árboles.
Y ¿ves? Yo elegí operarme y me estoy perdiendo mis excursiones serranas, aquí atada al sillón desde hace un mes y lo que me queda...(no sabes la envidia que me dan tus rodillas que todavía te dejan pasear y disfrutar de estos colores tan bonitos ;) Pero estoy contenta porque lo que no hago ahora, me permite hacer otras cosas muy satisfactorias también.
Así que no estoy de acuerdo con esto de que "somos lo que no hemos hecho" (y entiendo a tu gata :). A no ser que se le añada como dice diego la palabra "todavía"...
Pufff... ¡ Vaya discurso te he soltado! jajaja  Es que has tocado con este tema, mi discurso interior y recurrente de cada otoño ;)
Y hoy elijo darte un abrazote de osa. Bien envolvente y apretadito.

jesus alvarez dijo...

Me ha encantado descubrir tu blog y me ha encantado esta entrada "somos lo que no hemos hecho", saludos y feliz semana.

Tesa Medina dijo...

SILVIA TERESA:

Querida Silvia, deberíamos darle más protagonismo a esas locas que nos habitan, que nos miran a veces con ternura pero con algo de conmiseración también.

Escucharlas y dejar que por un momento tomen las riendas. Da un poco de vértigo, pero la sangre corre más deprisa y el cerebro se oxigena, de ahí tiene que surgir algo bueno.

Yo sí creo, Silvia, que tienes esa dualidad, una dominante, la otra ahí escondida, déja salir a la soñadora, atrevida y síguela.

Creo que Hopper se reíría de mis "versiones", Silvia, y eso que parece que no era el hombre la alegría de la huerta.

Un abrazo,

Jordi López Pérez dijo...

"Somos lo que NO hemos hecho" Me encanta la reflexión, Tesa.
Un abrazo.

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Somos lo que no hemos hecho, si...Pero estamos vivos para hacerlo o al menos intentarlo

Paz

Isaac

Meulen dijo...

Saludos estimada
sin dudas una grandisima pregunta, de esas que me gustan y me desafían siempre.
Pero , en ese aspecto creo que soy un ser humano que me construyo o reconstruyo a diario , en todo sentido de la palabra y lo más relevante para mi es saber de donde vengo, mis raíces y como eso lo tengo bien claro lo demás viene a ser mi complemento de ese crecimiento personal que va forjándose día a día...dondese, que lo que prima en mi es mi fe, la esperanza y sobretodo el buen amar a lo que nos da esta maravillosa Tierra.

En eso me encantó esos colores del otoño, cosa que en mi tierra nunca veo, por vivir en una zona muy de bosques perennes y de mucha lluvia...ahora si llega la primavera y aquí ya florecen mi jardín..tengo el panorama completo que a pesar de todas las vicisitudes que marcan el hoy por estas tierras australes no me sacan la sonrisa por esa belleza y que otro día sale el sol.

Te deseo tengas bellos momentos de caminar por tu ciudad.

Abrazos.

Ana Mª Ferrin dijo...

Y quién no es dual.
Quién, si echa la vista atrás, no se arrancaría media cabellera lamentando lo que no hizo, mucho más que arrepentirse por lo sí hecho.
La maravilla de dejar volar la imaginación, el recordar, tiene tal potencia que nunca podrá igualarse con la pastillita salvadora. No existe nada más rompedor, cuando se pone a ello, que la mente de una dama apacible.
Volemos, Tesa.

Maripaz dijo...

Ay Tesa querida, el Otoño te ha hecho filosofar de verdad...jejeje.
No se me había ocurrido pensar que "Somos lo que no hemos hecho".Entre otras cosas, porque por circunstancias personales, me he perdido tantas cosas, que me parece entonces no haber vivido apenas.
Claro que nada más he podido, he intentado rescatar el tiempo perdido y vivir intensamente el que tengo en la actualidad. De ahí mi ímpetu juvenil a mis 71 años.
Pero bueno...creo que me he salido del tema y he tirado a lo personal.
A mi edad, me doy cuenta de que la vida ha sido un cúmulo de vivencias, unas veces elegidas y otras inesperadas. Uno tiene la capacidad de elegir y también de equivocarse.
Cada decisión, es una aventura, que como tal, no sabemos como nos va a ir.
Cuando eliges una cosa, dejas en el camino otras. No hay más remedio.
Me pillas un poco obtusa en esta noche otoñal.
No me extraña que tu preciosa gata se haya subido a las alturas. Yo, porque ya no puedo, que si no...
Me quedo con esas bellas fotografías que nos regalas, y esa cara bonita tuya, donde nos muestras tu dualidad.
Besos a montones.

RECOMENZAR dijo...

Soy lo que escribo lo que amo lo que siento un día, y quizás después soy algo distinto. Vivo el momento sin ir mucho al pasado y tampoco al futuro .Soy mujer ante todo y luego viene el resto. Me río tomándome el pelo, por lo tanto a veces soy mucho y a veces soy algo, no siendo nunca nada, de esta maravillosa vida que vivimos....

Tesa Medina dijo...

Mucha:

Te entiendo, Mucha, y me uno en lo de tomarnos el pelo. ¿Quien se puede poner trascendental en este mundo disparatado, aunque también hermoso a ratos?

Creo que la definición que más se puede acercar a lo que soy...

...sería: soy la que soy, más todas las locas que me habitan, que son legión.

Un beso,

Laura. M dijo...

Pasear por ese parque ahora es como meterse en un gran óleo, me encanta el otoño Tesa y oir el sonido al pisar las hojas.
Bueno es sentirse loca de lectura Estoy leyendo El Jilguero o de motos y disfrutar con todo sea, bien con Harley o con Vespa, da igual, que nos quiten lo "bailao".
Yo no sé quién soy, pero sí se lo que quiero.
Buen fin de semana.
Un abrazo

Fackel dijo...

Somos lo que no hemos hecho: me hace pensar esta frase: me haces pensar: ¿somos lo que podríamos haber realizado?: parece ir contra las leyes de la física, pero quién sabe. Tal vez muchas cosas que hemos hecho después y nos hacen ser vienen derivadas de lo que no hicimos en cada momento de la vida. Quién sabe. Me quedo pensando: dándole vueltas.

Y gracias por ello. Salud y seguir siendo, como sea.

Tesa Medina dijo...

ANÓNIMO:

Desde que tengo moderaciónde comentarios no publico anónimos, pero quiero agradecerte tu apoyo, y decirte que el tiempo que le dedicas a las personas que amas nuenca es un tiempo perdido, todo lo contrario.

Un beso,