Peces en las Ventanas y otras Historias Mínimas ilustradas


 Peces en las ventanas

A fuerza de extrañar el mar me han crecido peces en las ventanas, que asustan a las vecinas con sus boquitas abiertas como corazones rotos.

El Sij 

Caminaba como si llevara el mundo a sus espaldas.

El sol entró por algún lugar de aquella calle estrecha y desolada e iluminó el turbante con el que el sij cubre el moño y el peine de madera para recogerlo, según su tradición religiosa.

Sin tiempo para enfocar hago clic y formulo un deseo:

Que se cumplan tus sueños. Que la añoranza no te rompa el corazón. 


Almuerzo en un banco del Paseo junto al mar 

Calcetines secándose en el respaldo, zuecos alineados, edredón de un blanco impecable…

Todo a la luz de mediodía me resulta confortable, ordenado, armónico, plácido...

Los árboles se besan

Frente a mi balcón, los árboles se besan antes de desnudarse para pasar el otoño-invierno.

"La fotografía es una herramienta para tratar con cosas que todos conocen pero que nadie presta atención. " (Emmet Gowin)

52 comentarios:

  1. Queridos amigos y bloguers, retomo mis "Historias Mínimas" ilustradas que tanto practiqué en mi primer blog. Que me permiten a la vez agudizar la mirada y entrenar el ingenio para que imagen y texto configuren en cortito una historia completa...

    Ya me contáis...

    Muchas gracias a todas/os los que pasáis por este Almacén.
    Os voy visitando, recordad que aunque tarde, siempre llego.

    Mimaos, abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Entre los peces en las ventanas y los árboles dándose el pico..., en tu mundo, no cabría negar que es original, realista y deseable...
    Y si la anfitriona luce tan interesante como destaca la fotografía del perfil, ¡miel sobre hojuelas! :))))))
    Abrazos Tesa. Siempre tan tú!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ernesto tu siempre viendo mi lado positivo. Me río.
      No luzco mal para la edad que tengo, otra cosa son mis articulaciones que están para el desguace.
      Pero sí que me gusta disfrutar de los pequeños placeres a mi alcance, y además creo que hay otros mundos, pero están en éste, sólo tienes que observar. ¡Cómo me los iba a perder!

      Un abrazo,

      Eliminar
  3. Debo felicitarte por esta fusión de imagen y texto por ser algo muy ingenioso y de resultado delicioso.
    Todas estas que presentas son muy interesantes, pero la de los árboles que se besan antes de desnudarse me cautivó absolutamente, genial.
    Un cálido saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Naúfrago no sé por qué los árboles me conmueven, sobre todos los de la ciudades, porque los imagino prisioneros del asfalto, respirando contaminación y soportando ruido... Cuando ése no sería su habitad deseado.
      Los árboles que se besan frente a mi balcón parecen agotados y estresados por el calor extremo y la falta de lluvia que hemos padecido este verano.

      Un beso,

      Eliminar
  4. Los árboles resistiéndose a perder sus hojas multicolores teñidas de bohemia. ¡Que la transición entre verano e invierno no se olvide jamás del otoño!
    Abrazo, Tesa..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh, no que no nos falte el otoño, José, mi estación favorita, junto al invierno.
      Los árboles desnudos también me gustan mucho en invierno con sus brazos alzados hacia el cielo.
      Abrazo,

      Eliminar
  5. La foto del sij con su turbante es preciosa, esa barba que parece retener los rayos del sol.
    Los árboles que se besan es la imagen de un cuento íntimo.
    Abrazos
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Francesc, fotografíe al sij en el barrio del Raval, como digo no me dio tiempo ni de enfocar, pero su inmovilidad repentina ante esa luz que entró de repente y su cara me hicieron pensar en toda la añoranza que debía sentir lejos de su país.

      Los árboles de mi balcón ya han perdido algunas hojas y su beso se va haciendo menos íntimo, pero todavía parecen juntar sus cabezas.
      Los seguiré en invierno, a ver qué me cuentan.
      Abrazo,

      Eliminar
  6. Ojalá fuera así Tesa! ojalá los corales treparan por nuestras fachadas y los bancos de peces salieran a saludarnos por las mañanas según despertamos con el olor a mar y la brisa llena de gaviotas... así que... ¡qué suerte que a ti te crezcan peces en la venta! ; ) y este hombre del turbante no sabe la suerte que tiene, además de ser retratado por ti , le regalas tus buenos deseos...¡que se cumplan! debe ser durísimo tener que vivir tan lejos de la tierra que te vio nacer...el almuerzo en esa improvisada e inmaculada cama al sol, mientras los árboles se besan y ...
    Tesa nos regala su mágico mundo interior,
    a través de tus fotografías y tus palabras
    que fotografían la maravillosa humanidad que llevas dentro...

    Mil gracias por prestar atención por nosotros!
    un abrazo fuerte, fueeerte y no dejes de ser nunca esta maravillosa niña/ pájaro eterna, que tenemos la suerte de disfrutar aquí! ...ale! despliega tus alas y sigue volando ; )


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola preciosa, sí ojala esos otros mundos que soñamos se hicieran algunas veces realidad y nos aliviaran el alma cuando y nos consolaran de la barbarie y la injusticia y hasta de la estupidez que nos rodea.
      No sé si alguna vez lo podré cumplir, María, llevamos tantas mudanzas...somos unos titiriteros, pero ya estamos mayores, aunque no descarto cumplir mi sueño de asomarme a la ventana y ver el mar cada día...o al menos tenerlo a dos pasos de la puerta de casa

      Mirar con el corazón, como nos decía el Principito para mí no es ningún esfuerzo, es mi manera habitual de ver.

      Eres un sol, Maria llena de magia vital
      Abrazo grande

      Eliminar
  7. ¡Qué maravilla, Tesa!

    El otro día vi, pero no hice foto, no me hubiera ni dado tiempo, caer una hoja de un árbol, pero justo al momento cayó otra, casi junto a la otra, como si se buscaran en el último aliento.

    Un abrazo, Tesa, y gracias por estas joyas que generosamente compartes.

    ResponderEliminar
  8. Oh, Sam qué poética esa visión de amor otoñal que nos cuentas, sí, me he fijado en qué nunca una hoja cae sola, enseguida hay otra que se inmola para hacerle compañía.
    Un abrazo, Sam. Mímate.

    ResponderEliminar
  9. Preciosas imágenes has logrado Tesa.
    Todas. Y los textos con que acompañas muy ingeniosos.
    En "los árboles que se besan" yo veo dos perritos (fox terrier) besándose y en medio de ellos un corazón.
    Y en "Almuerzo..." veo mucha tristeza en el rostro del protagonista de tu toma.
    Abrazo ¡feliz domingo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ahora que lo dices, Lu, los árboles románticos parecen ¡dos foxterriers!

      El chico del almuerzo no parecía triste, aunque estaba solo tenía una expresión plácida, pero quizá no supe captar más allá.

      Estas fotos, como te imaginarás, son vistas y clic, porque si me lo pienso cambia todo.

      Un abrazo,

      Eliminar
  10. No solo haces buenas fotografías con mensaje, sino que escribes bien. Esos árboles besándose (bajo un cielo despeinado añadiría) es una buena prueba de ello. Y qué decir de los peces? por no hablar de ese almuerzo sobre un impoluto edredón blanco. Juntos con el Sij forman una tetralogía de una mañana cualquiera de cualquier día, que para cualquiera y valga la redundancia, pasaría desapercibida.
    Muchos besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un cielo despeinado, qué bonito Gumer, como yo, que siempre voy despeinada...
      Sabes mejor que nadie que si entrenas el ojo para encuadrar pequeñas historias al final las ves aunque no vayas con la cámara, miras de otra manera...
      Un abrazo, artista,

      Eliminar
  11. Es maravilloso pasear por este pots tan lleno de vida, amiga. Tus fotografías, por si solas, ya encantan y te aprisionan en el mejor sentido de la palabra. Pero, y esas letras que las acompañan... Lo de los peces te descolocan y te alertan de que hallarás un momento especial. Así es amiga y debo agradecértelo. Por que "ves y sabes resaltar lo que ves", por concluir de algún modo.

    Un abrazo grande y agradecido por tus visitas y palabras en mi blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Teo, los peces es mi eterna añoranza del mar, pues aunque lo tengo por aquí... me gustaría asomarme a la ventana y que fuera mi paisaje diario...
      Me encanta ir a tu blog, Teo, tienes mucha sensibilidad y escribes muy bien.
      Abrazo,

      Eliminar
  12. Admiro , entre otras cosas, tu facilidad para unir imagen y texto. Esos pececillos en las ventanas me emocionan, será porque en las mias , como mucho, atisba alguna maceta 😂.
    El turbante, blanquísimo, del sij me trae agradables recuerdos , he conocido a algunos , todos ellos con sus respectivas interpretaciones a su modo de integrarse en otras culturas. Uno dejando su cabello al aire en forma de cola de caballo hasta la cintura , otra familia de cuatro y cada uno con su peculiaridad : el papa pelo corto, según él en Europa es más fácil convivir así , el hijo pelo corto y un bailarín extraordinario, ni en Bollywood …. , otro hijo con su pelo recogido y tapado , la niña una maravilla de amabilidad y totalmente a la europea (el vestido que lleva la mamá es muy bonito pero para ella no lo quiere así) y a la mamá siempre le acompaña por alguno de la familia , según ellos no sabe el idioma . Entrañables …

    Creo q me he pasado de detalles ….

    Bueno Tesa me gusta todo tu post porque el edredón impecable tiene su mérito !!!!

    Abraçades

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esmeralda, tú nunca te pasas...

      Me han encantado tus historias sobre los sij de tu experiencia docente.

      Cuando hice voluntariado con niños en el barrio del Raval también conocí a algunos y siempre me ha sorprendido su calma, su manera de aceptar la vida... y cómo cada uno se adapta a su nuevo lugar sin estridencias, algunos manteniendo sus costumbres otros adpatándolas... Y desde luego son tan fotogénicos cuando visten a la manera tradicional...

      Un abrazo, cielo.

      Eliminar
  13. !Hola Tesa¡

    Primero gracias por tu cercanía. Tu entrada es una maravilla de sentires artísticos con ese don especial conque has nacido y aprendido¡ Claro está, no es solo nacer, porque aprendido nadie nace, pero tú eres única, amiga, transformas las fotos y quedan de lujo, la de los peces me parece un extraordinaria, acompañada de tus letras, es una pasada el conjunto.
    Y la del sij, llevando el mundo a la espalda… disfruto con el pizco de humor que le pones a todo lo que pasa por tu mano.

    Gracias por tu buen hacer, guapa, por dentro y por fuera.
    Un abrazote. Y se muy muy feliz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marina, ah, el humor, lo llevo de serie pero lo alimento hasta en mis días grises que también los tengo. Gracias por estar ahí, por regalarnos toda tu poética ternura.
      Un abrazo inmenso

      Eliminar
  14. Ainsss que disgusto me acabo de llevar, tenía un partido a las 11
    y lo acaban de cancelar... creo que estoy hablando(escribiendo)
    en voz alta.

    Lindas fotos y la frase final es una delicia, encierra esa belleza
    de todo ese universo de la fotografía.

    Y la poesía sin una imagen que sería?

    Un placer la visita Tesita linda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que sería el mundo sin la poesía, Javier, sin un poco de magia. Un abrazo,

      Eliminar
  15. A seguir imaginando que se te da de maravillas captar miradas y adaptarle el texto justo. Ese blanco impoluto resplandece amiga en las tres fotos. Me encanta imaginar figuras en los árboles y es esta las semejan dos perritos amorosos.
    Buena noche Tesa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los árboles amorosos han perdido ya algunas hojas más y ahora se alejan, como si se fueran despidiendo lentamente antes de hivernar. Feliz semana, Laura

      Eliminar
  16. Saludos estimada.
    Me gustaron todas las instantäneas y tú aguda mirada que le da mayor lucidez a la luz.
    Te dejo un abrazo.
    (Hace mucho tiempo que no encontraba hilo a tu blog, porque no se porque razón dejó de aparecer en mi ciber de contactos...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Meulen tu tienes un tesoro, tu fe, que expresas con esa poética tan apasionada y especial que a mí me toca el corazón cuando te leo.

      Pero yo carezco de fe, así que busco la espiritualidad y la luz en lo que hago, en la manera que me relaciono con las personas y el entorno... Y amo la belleza y la armonía.
      Un abrazo,

      Eliminar
  17. Muy bella conjunción de imagenes y palabras, amiga... Y, sin duda, disfrutas creándolas...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí Ildefonso, como dicen por aquí, lo que me puede es la belleza y por eso disfruto inventando mundos, encuadrando pequeñas historias y disfrutando de los blogs en los que encuentro talento, magia y mucho Arte como el tuyo.
      Un abrazo,

      Eliminar
  18. Esos árboles seguro posaron su amor para tu foto.
    Va un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me río, Julio David, porque a veces me creo que los animales y las plantas y hasta las nubes del cielo posan para que no me vaya a casa sin un encuadre interesante cuando me da por hacer fotos... Como si se apiadaran de mí.

      Abrazo, Julio, y sigue haciéndome reír con tus micros, aunque a veces también siento un pequeño escalofrío. Eres tremendo.

      Eliminar
  19. Muy buenas las imágenes y geniales los textos que acompañan, una mezcla perfecta entre el blanco, negro y gris, y la cruda realidad en letras.
    Una amalgama perfecta.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carlos gracias por pasar por aquí. Que sigas disfrutando mucho con el Mundial futbolero, y a ver si tu equipo favorito te da alguna alegría.
      Un beso,

      Eliminar
  20. Pobre pez, añora su mediterráneo tan cercano, seguro que lo huele. Pero se le ve feliz en tu compañía. Sácalo a pasear en cualquiera de tus paseos fotográficos.

    La imagen del sij dice mucho. Pero dice mucho más lo que no dice. Te la robaría.

    Veo que sigues con el dedo fácil y la imaginación despierta. Las fotos cuelgan de los paisajes, solo hay que saber verlas y hacer click. Y tú sabes.

    Un abrazo, Tesa.

    ResponderEliminar
  21. Oh, Diego, qué bonito e inspirado eso de que las fotos cuelgan de los paisajes... Desde ahora mismo voy a fijarme todavía más...
    Ah, los peces de mi ventana, sí cualquier día de estos los pongo en la mochila y los llevo a ver el mar, espero que no se mareen en el bus y me la lien.
    Un abrazo grande,

    ResponderEliminar
  22. Me encanta esa manera tuya de contar por medio de tus magníficas fotografías. Historias mínimas con encanto, llenas de poesía, de luz de vida.
    La belleza está en tu mirada querida Tesa. Después viene el compartir con nosotros y ver esa belleza también a través de tus ojos.
    Se trata de eso. De atrevernos a dar. Y tú eres muy generosa.
    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maripaz, tú sí que sabes mirar y todavía te implicas más que yo con lo que fotografías, aunque parezca mentira soy algo tímida y siempre me quedo con las ganas de hablar con las personas que encuadre, pero muy pocas veces me atrevo.
      Pero si me gusta ir por ahí poniéndome en el lugar de los demás y preguntándome qué sentirán, si tienen alguna pena profunda, cual será su sueño... Llámame romántica...
      Un abrazo,

      Eliminar
  23. Cómo sabes mirar a través de tu lente, en estas fotos cargadas de un encanto surrealidad. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  24. Interesantes imágenes, con pez de madera incluido; y muy acertados y amenos tus sucintos pies de fotos, porque imaginación y creatividad nunca te faltaron, cosa que tus seguidores te agradecemos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manuel tu tienes la Historia, tus archivos y tu talento y creatividad para recrear esos mundos pasados de lo que fue y todavía es tu amada Andalucía, que tanto nos enseña y que a mi me fascina empezando por las imágenes y muchas veces por la manera de contarlo. Lo mío es más improvisado y depende mucho de mi estado de ánimo. Nunca sé lo que voy a subir al blog hasta el momento en que lo hago.

      Gracias por estar siempre ahí.
      Un abrazo,

      Eliminar
  25. Que bonitas fotos! Yo suelo fotografiar el cielo porque me recuerda mucho al mar y la verdad que lo extraño demasiado. También me doy cuenta que dibujo peces o compro sellos de peces...o hago peces de tela...que raro la verdad, jajaja. No lo había pensado...
    Me añoro tanto del mar que estando aquí en Buenos Aires mi última Colección de bisutería la he llamado Mediterráneo. A ver qué sale!

    La foto del señor del turbante es casi de película y tiene ese no se qué que enamora. Eres una crack Tesa tomando fotos.
    Besazos

    ResponderEliminar
  26. Como te entiendo, Maman, cuando vivía en Madrid, fotografiaba mucho los cielos, que además suelen ser espectaculares, y mi añoranza me hizo ver el mar en las mallas que cubren los edificios de construcción. Tengo una serie de fotos que atestiguan mi obsebsión quizá te gustarán éstas en la que lo que me "crece" en las fachadas son nadadoras.

    https://fotomontajestesa.blogspot.com/2018/09/de-tanto-anorar-el-mar-me-han-crecido.html

    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  27. Me encanta la entrada sobre todo la de los arboles besandose, la reflexion que haces sobre ella es estupenda, saludos.

    ResponderEliminar
  28. Gracias Jesús, creo que me puede el romanticismo, porque con lo de desnudarse me dejan el balcón lleno de ropa, digo de hojas... cuando hace algo de viento. Pero como no sucumbir a sus mimos. Besos,

    ResponderEliminar
  29. Con tu cámara en ristre y tu gran imaginación, nos traes unas estupendas entradas. Gracias.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es otra manera de viajar, Cochi, yo voy a tu blog y viajo por la Historia y esos paisajes de ensueño con las que no las cuentas, y me lo paso en grande.

      En mi blog el "viaje" es por esos otros mundos, que lo hay...y que suelen encontrarse en la sección de "Imaginación"
      Un abrazo,

      Eliminar
  30. holaTesa de unos cuantos que abrazaba , se me fue reduciendo a uno que está en un parque es orondo y su corteza nidal de aves se queda entremedio deshojado y desnudo del todo verdor de la primavera , y esta fuera de la circulacion de coches ,da suerte abrazarlo , a mi me transmite paz , serenidad y un sin fin de emociones casi poco acertadas de explicar por su majestuosidad de años ahi presentes de pie y a espensas de todo la intemperie...feliz adviento
    Tesa y un fuerte abrazo . jr.

    ResponderEliminar
  31. se me olvidaba decirte Tesa que mi árbol que venero es un fresno y es magico por su latido acompasado con mi pulso cuando le siento entre las yemas de mis dedos..., excelente documento grafico has puesto fotos realistas y bellas de admirar Tesa,saludos,tu amigo . jr.

    ResponderEliminar
  32. José Ramón que bello lo que cuentas, también soy de tocar y abrazar a los árboles, pienso en la sabiduria que debe anidar en sus anillas de vida. Lo que habran sufrido, gozado, sorteado esos árboles hermoso y centenarios, y siento también que algo de la savia que transita por sus venas de madera, acelera las mías dándole un impulso de vida nueva. Me sosiega su contacto.

    Ahora en la ciudad que vivo hay demasiado platano ornamental, pero también olivos, que me gustan mucho, y además como son bajitos los tengo más a mano para el abrazo.
    Un abrazo, Jose Ramón y otro compartido para tu fresno mágico.

    ResponderEliminar
  33. Me alegra que andes de nuevo llenando este almacén de los reflejos indelebles de los días perdidos.

    ResponderEliminar