TRANSLATE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Y la vida siguió...

Aunque todavía las grandes arboledas donde la nieve dejó muchos destrozos permanecen valladas, por fin se reabre al público el Parque del Retiro de Madrid, solaz y pulmón de la capital, que rápidamente es habitado por una explosión de gentes de todas las edades e imagino que con estados de ánimo variopintos.

Deambulo con la cámara de fotos festejando la capacidad de adaptación del ser humano…Su empeño en ser feliz…

Siento que la vida sigue latiendo como siempre, impertérrita al desaliento… y también que los Paraísos siguen estando a la vuelta de la esquina.

La necesidad de tocarnos...

 ...de arremolinarnos, de conversar de todo y de nada con pasión...

 ...y de montar una Fiesta con cualquier excusa siguen siendo nuestras señas de identidad. 

Por eso, cuando la Pandemia nos da un respiro, salimos en tropel a celebrar que, pese a todo, seguimos vivos y la gran mayoría... esperanzados. 

28 comentarios:

manouche dijo...

Esperanza....

Tesa Medina dijo...

Manouche:


Sí, Manouche, dicen que lo que nos hace avanzar y mueve el Mundo es el amor y la esperanza, aunque algunos dirán que es el dinero.

Conozco personas con mucho dinero que no mueven nada y tampoco son felices.

Un abrazo,


Tesa Medina dijo...

Queridos amigos y bloguers, gracias por pasar por aquí.

Sigo con poco tiempo libre para la blogosfera, pero esta vez me resisto a cerrar del todo, así que voy publicando y visitandoos cuando puedo.

Estos días con una primavera adelantada y temperaturas poco habituales para el mes de febrero en Madrid, parece que nos hemos olvidado un poco de la Pandemia, y con todas las precauciones debemos hacerlo de vez en cuando, por el bien de nuestra salud mental.

Hoy he retratado la parte "jubilosa" de estos tiempo oscuros, pero también veo la otra cara, que nunca fotografiaré por respeto y pudor.

Las mal llamadas "colas del hambre" personas que nunca imaginaron estar ahí, que en poco tiempo han perdido sus trabajos, han gastado sus ahorros y ya no cuentan con ningún ingreso ni posibilidad de conseguirlo hasta que se erradique el virus.

Hoteles, restaurantes, bares de copas cerrados Circos varados donde les pilló la pandemia, espectáculos anulados o a medio gas... Pequeños y medianos empresarios que no han aguantado los cierres. Recortes de plantillas brutales.

Detrás de todas esas circunstancias hay personas, familias enteras que tienen que acudir para sobrevivir a las ayudas que reciben de asociaciones de todo tipo. Por suerte somos un pueblo solidario.

Creo que restaurar este tejido social con imaginación y dinero va a ser la gran tarea pendiente para nuestros políticos, no sé yo si estarán a la altura.

Mientras esperamos que de verdad se encienda la luz al final del tunel...


... tratamos de olvidar por un rato la pesadilla que ya dura un año, y cuyas consecuencias no son las mismas para todos, eso también hay que tenerlo en cuenta a la hora de lamentarnos por nuestras carencias.

Abrazos para todos.



llorenç Gimenez dijo...

Hola, Tesa. Hoy te veo un poco más melancólica, algo añorante, como sintiendo pero no disfrutando. Pero es cierto, tienes razón, tenemos ganas de desahogarnos, de ser estrafalarios, de hacer locuras, pero hay veces que parece que todo eso se acabó, que no volverá.
Las vacunas nos salvarán, si pero cuando, y como, seguiremos encutillados por el temor a un bicho que anda suelto. Al final no sé si acabara, pero sí que nos han robado la alegría, que no perdamos la esperanza.
Abrazos y cuídate mucho.

Tesa Medina dijo...

Llorenç:

Sí, estoy melancólica, Llorenç, y algo cansada, pero en lo que has acertado de pleno es que tengo muchas ganas de hacer alguna locura...

... a ver si mis afectos que me tienen atrapada me sueltan un poco y la lío.

Un abrazo, guapo.

Ildefonso Robledo dijo...

Quiero pensar, quizas sea pura ilusion, que al final del tunel habra luz... Quiero pensarlo...

Un abrazo

A.S. dijo...

Hola, Tesa!
Enquanto as horas emagrecem à minha porta, e vejo gente, estrangulada de desejos onde a dureza dos tempos esculpiu rostos de máscara, gélidos olhares e gestos distantes. Tudo é árido, de cores negras.
Por isso, quando se abre uma porta que nos permita reviver os hábitos antigos, saímos em tropel, sedentos de sol, de vento, de olhares, de tudo quanto nos alimente a esperança de que há-de vir um novo sol, com um novo lume, que dissipe esta sombra negra que paira, ameaçadora, sobre nós!

Votos de uma feliz semana.
Saludos!

Lu dijo...

Hola Tesa
¡Me super gustaron todas las fotos!
Reflejan con claridad esas ganas de abrazos, paseos, besos fuera de todo temor.

Mi ciudad es un tanto diferente, por aquí hace tiempo que todo parece "de otro tiempo" con la diferencia -que ya casi es una "moda"- de que las gentes van con mascarillas
Es que Ushuaia ha tenido su temporada de verano y turistas. No como antes de la pandemia, obvio, ni cruceros, ni vuelos repletos de turismo del mundo entero, pero sí hubo un fuerte crecimiento del turismo nacional.
Lo cual de todos modos no ha sido suficiente para acrecentar las fuentes de ingreso de todas las empresas, comercios, independientes etc que del turismo dependen pero, al menos, están sobreviviendo.

Esto no quiere decir que mi país sea la excepción...Es solo que en mi "patria chica" no se ven todas esas nefastas consecuencias que tan bien describes en tu comentario.
Reabrieron las bibliotecas, pero no se puede ir libremente, hay que contactarse via mail o whatsapp. Esta semana vuelven a abrir los cines -veremos que resulta- y regresan poco a poco las clases presenciales (En mi país, en general, el ciclo lectivo es de marzo a noviembre)
Pero en lo que es "aire libre" esos días de temperaturas record para nuestros veranos casi no había lugar donde poder estar sin cruzarte con muchísimas personas.
¡Y mirá que tenemos bosque, ríos, lagos, paseos y más en estos lares!

Obviamente, más allá de esta "máscara" el bicho sigue haciendo de las suyas y muchas personas siguen llorando a sus muertos. Es la realidad.
Te mando un fuerte abrazo y, en lo que a mi respecta, sigo cuidándome y con la esperanza puesta en que pronto estaré vacunada. (A pesar de "los colados" que aquí tampoco faltan)

Conchi dijo...

Tienes mucha razón Tesa, si no le dan una salida sobre todo a la restauración vamos a llegar a un caos mayor, bares, restaurantes y hoteles están lo están pasando bien mal. Tus fotos nos muestran una esperanza diáfana que esperemos llegue pronto.

Abrazos.

Jordi López Pérez dijo...

Esperemos que poco a poco podamos volver a la normalidad. Es duro para muchos sectores, pero hay que vivir con ello hasta que esto se acabe. Dios quiera que sea lo más pronto posible. Como siempre, me gusta mucho como das vida a tus publicaciones.

Un fuerte abrazo, Tesa

Esmeralda dijo...

Tesa , como bien dices, hoy has elegido imágenes mas amables. Las otras están presentes en nuestra memoria. Este 'bicho' o sus consecuencias, de una manera u otra nos ha tocado a todos.
Esperemos que mas pronto que tarde y con precaución podamos interactuar presencialmente con amigos y familiares ..

Un abrazo Tesa
Cuida't

Pedro M. Martínez dijo...

Volveremos a las calles, a las plazas, a las avenidas de la vida. Ahora no se nos ve la sonrisa pero pronto podremos compartirla ya sin mascarilla. O eso espero

Pitt Tristán dijo...

Son unas fotos magníficas. Todos queremos que termine esta situación aunque, a la vista de tu veerz reportaje, no creo que sea en un futuro inmediato, a todos nos gusta la fiesta y no llevar mascarilla, por eso no creo que terminen pronto los contagios.

Muy buena entrada.

Saludos.

Eugenia Maru http://lulurulitos.blogspot.com dijo...

Cuánta falta nos hace socializar, abrazar, besar, tomar las manos, hacer cosas que antes ni siquiera las veíamos, y ahora son tan importantes.
Me encantan tus fotos ¿pides permiso a la gente para tomárselas? me encanta también andar por ahí y sacar fotos, pero a veces temo que la gente se enoje.
Un abrazo grande, amiga

Kasioles dijo...

Es cierto, cuando nos entreabren las puertas, salimos como locos buscando esa sensación de libertad al poder pasear por el campo o adentrarnos en el Retiro de Madrid.
No cabe duda de que somos seres sociales y siempre añoraremos ese contacto que nos proporciona tantas calorías afectivas.
Son ya muchos meses los que hemos pasado sin ese beso y abrazo que tanta falta nos hace.
Como tú bien dices, no perdamos la esperanza, las aguas siempre vuelven a su cauce.
Cariños y buena semana.
KASIOLES

alfonso dijo...

·.
Así es, esperanzados, aunque a veces cuesta comprender que algo vuelva a ser normal.
Me gustan las fotos, especialmente esa tan cinematográfica con la que abres el post. Las demás, excelentes retratos de lo cotidiano.

BPdMyN

LaMiradaAusente · & · CristalRasgado

Tesa Medina dijo...

Maru:

Pues en general no suelo pedir permiso para hacer fotos en la calle, porque entonces posan y prefiero los "robados"

Si no es en la calle, sí pregunto si les importa que les haga fotos, y hasta alguna vez me han dado su email para que se las envie.

Pocos, pero también he tenido algún encontronazo, entonces me pongo zen, saco mi lado loco y suelo salir bien parada.

Una vez un tipo me amenazó con partirme la cara la próxima vez que lo enfocara, y yo le dije toda seria:

"No habrá próxima vez, pero no porque me amenaces, sino porque de cerca me he dado cuenta que eres muy feo" ...

...y lo dejé ahí con la boca abierta. Iba con una amiga y nos reímos hasta el amanecer.

Un beso, Maru.

CRISTINA dijo...

Hola Tesa, el Parque del Retiro de Madrid, es una pasada y por lo menos podemos invadirnos y desconectar ni que sea por un momento de todo esto que estamos viviendo. Somos seres que estamos muy conectados con la naturaleza y por eso se nos esta haciendo muy cuesta arriba.
Un cálido abrazo de luz.

Ernesto. dijo...

Pues te veo muy certera y natural en tus apreciaciones, tanto personales como en general.

La vida es sí, tal cual la pintas!

Abrazos Tesa.

Manuel dijo...

Entiendo esta necesidad de salir y de muchas otras cosas, pero, esas aglomeraciones no las entiendo......No quiero ser pájaro de mal agüero pero, tiempo al tiempo.
Muy bonito tu reportaje.
Un fuerte abrazo, Tesa.

Adriana Alba dijo...

Como se extrañan los abrazos, los besos, el baile...en fin, como decís seguiremos esperanzados, aprovechando los poco espacios donde se pueda compartir de alguna forma, hasta que algún día se termine esta pesadilla.
Las fotos son preciosas.
Un fuerte abrazo Tesa!

Maripaz dijo...

Has captado de manera magistral como siempre, ese estado de ánimo de las gentes en la ciudad a través de tus fotografías.
Estamos deseosos de seguir viviendo querida Tesa.
Personalmente también me está empezando a afectar y tengo que buscar nuevas maneras de sentirme viva.
Abrazos.

Laura. M dijo...

Impensable que la cifra fuera de hombres. antes h se hubieran cambido todo.
Rendirse nunca Tesa. Por desgracia a las mujeres nos toca luchar cada día para que se reconozca lo que hacemos. Algo, poquito pero vamos adelante.
Que buenos retratos de la vida en la ciudad. Y como no disfrutarla aunque seguimos a medio gas.
Buena noche Tesa. Cuídate.
Un abrazo.

Sam dijo...

¡Qué don tienes, Tesa, con las imágenes, y con las palabras!

Es una suerte que las compartas. Menos mal, porque los tiempos, bueno, no sé si son tan esperanzadores, ya se irá viendo, ¡aún no podemos cantar victoria! Pero tu vitalidad, de todas formas, hace que las cosas sean mejores.

Un abrazo, ¡que aquí es legal!

P.S.
He encontrado el título definitivo: provisional
(https://unaestrellaenelcafe.blogspot.com/2021/03/provisional.html)

Tesa Medina dijo...

Hola, Sam, me alegro siempre que apareces.

En tu caso le pega mucho "Provisional" Tus escritos siempre tienen esa cualidad, porque no puedes parar de intervenir en ellos, con pasión, amor y también con montones de interrogantes.

Me gusta, "Provisional"

A ver si le doy una relectura, Sam, sobre todo a las partes finales, que veo que no lo tengo tan leído.

Un abrazo,

Sam dijo...


En vez de provisional, ha sido fugaz. Dejo la foto. Me dedicaré a otra cosa. Hoy he leído las primeras páginas de la nueva novela de Javier Marías.

Un abrazo, Tesa.


Sam

Tesa Medina dijo...

SAM.

Lo que ha pasado de Provisional a Fugaz, todavía se puede revertir.

Entiendo que ese fragmento de la novela de Javier Marias te haya tocado, y ¿a quién no? Todos tenemos algo de miedo a desaparecer sin más, a no dejar ninguna huella, y por eso hacemos simulacros de dejarlo todo, de libernos y hacer "borrón y cuenta nueva"

Tampoco esta mal, los sueños y los anhelos pueden variar, las pasiones algo menos. Lo peor es no plantearse nada, dejarse llevar por la inercia, no dudar nunca, quien no se mueve no se equivoca, pero no creo que una existencia así nos complazca a nosotros, por ejemplo.

Hace mucho que no leo a Marías, quizá en este momento de mi vida, esta novela me puede concernir bastante, al menos ese fragmento sí lo hace de una manera directa.

Un abrazo Sam

Meulen dijo...

Muy bien, hay que aprovechar las ventanas y puertas abiertas para buscar respirar a pleno pulmón...y poder reencontrarse con lo querido, después de más de año pude viajar a ver mi familia unos días y regresar, conocer a mi nieto fue grandioso, vitamina para el alma...
Un abrazo con fe y esperanza verdadera.
Cuidate.