TRANSLATE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

"Aférrate a tu sentido del humor, lo necesitarás todos los días” (T.E. Lawrence, Lawrence de Arabia)



Impermeable al desaliento...

... ¡Me he regalado unas cejas nuevas! por mi cumple.
Cuando llegué a casa con mis cejas recién puestas, me sentí muy Frida Kahlo. Aunque las mías no sean tan cejijuntas ni tengan esa personalidad única y divina de la Kahlo.
La reforestación de mis cejas ha sido posible gracias al  Microblading, un tatuaje semipermanente en 3D, ejecutado con maestría por una chica bella y talentosa.
Como dice en su web:
 ¿Duele?
¿Mucho? No
Me miro en los espejos y no me veo sin flequillo. 

Aunque, al levantarme con las cejas puestas, salir de la ducha con ellas  y seguir el trajín del día a día sin preocuparme de si están o no están me den ganas de peinarme a lo María Callas.
Lo mío con las cejas ha sido un sin vivir desde mi primera Comunión, donde me crecieron asilvestradas por cortármelas unos meses antes, pasando por mi primera boda, seguidora de la moda  de cuanto menos pelillos en la cara y más en la cabeza mejor.
Decía Coco Chanel que “Puedes ser preciosa a los treinta, encantadora a los cuarenta e irresistible durante el resto de tu vida”. Pero de cejas, que yo sepa, no hay nada escrito. 
En mi caso, era ingenua en la veintena, estaba en mi mejor punto en la treintena y en la cincuentena por fin supe lo que no quería. Y ¿mis cejas?  Impertérritas iban desapareciendo por el camino.
 ¿Querré ser irresistible el resto de mi vida? 

Porque además de cejas nuevas empiezo a vestirme de ¡colores!, después de 15 años de todo negro, que encontrar algo en mi armario a la primera es un trabajo para arqueólogos vocacionales
¿Se te ocurre qué estará tramando mi alocada mente afectada por la sesentena? 

28 comentarios:

Tesa Medina dijo...

Queridos amigos y bloguers, he decido muchas cosas en esta nueva etapa de mi vida, no sé las que cumpliré.

Ya jubilada, algo discapacitada, pero con el humor a flor de piel, os iré contando pequeñas historias presentes y pasadas de este mujer impermeable al desaliento.

Reirse de uno mismo es muy saludable, me tengo a mano, y así estoy segura que nadie se va a enfadar con mis alocadas historias blogueras.

Oh, qué maravilla esto de las cejas nuevas, y todavía me queda un retoque para darles más realismo piloso cuando los pigmentos se asienten del todo.

Ha sido un buen regalo.

Ya me contáis. Gracias por asomar la cabeza por este Almacén. Os voy visitando.

Mimaos, y si tenéis problemas con las cejas, ya sabéis...

S dijo...

Tesa, ¡qué álbum de fotos tuyas!
Ah, si yo te contara sobre mis cejas... Sin llegar a Frida Kahlo, pero vamos, que no muy lejos...
En algunas películas, parece que incluso en "Vértigo", depilaban las cejas a las actrices y luego las creaban con maquillaje.
¡Donde hay pelo hay alegría!

Un abrazo,

Sam

Tesa Medina dijo...

Sam: Si esas cejas superfinas era muy cinematográficas, hasta que llegaron actrices como Irene Papas o Sofía Loren, por poner dos ejemplos, mujeres temperamentales y divinas con cejas más asilvestradas.

Un abrazo,

RECOMENZAR dijo...

Que divina las fotos
que entrada tan genial
me gustan tus cejas son hermosas
y valiosas.
aquí estan de moda por ahora gruesas
tatuadas
coloreadas
pintadas...
Divertida la vida muchacha....
Estoy feliz por vos


Bueno a mí se me dio por snapchat y orejas de conejos
un poco mas barato que lo tuyo!!!!!
a vos por pintarte las cejas
Dbe de ser los años que nos van cambiando
jajajaj
Me gusta reirme
estas bellísima
miles de besoso

RECOMENZAR dijo...

En la foto de primera comunión sos idéntica a Nora.... Que belleza!!!!!!!!!!!!!!

Brindo por vos
y Por Tu Amor
(El Guapo
Que
Duerme Con Vos)

Tesa Medina dijo...

RECOMENZAR:
Querida Mucha, creo que a estas edades lo mejor es reirnos de todo y aprovechar lo bueno de la vida. Tú y yo sabemos hacerlo.

Sí, Nora y yo tenemos el mismo óvalo de cara, aunque mi nieta es muchísimo más guapa, con unos ojos azules intensos y no tiene las cejas tan asilvestradas como las mías en mi foto de Comunión.

A mi madre, que si le importaba lo que pensaban los demás y quería que estuviera perfecta ese día, casi le da un patatús cuando me las "repasé" y tampoco consiguió que sonriera para la foto, era un poco rebelde.

Sigamos con nuestras locuras, cielo, que no hacemos daño a nadie.

Un abrazo, bella

Eugenia Maru http://lulurulitos.blogspot.com dijo...

Querida Tessa, ¡qué bueno verte la cara! Eres preciosa con o sin cejas. Yo las tengo espesas y largas, un recortito por aquí y por allá y listo. Con pinzas en mano. Pero esto empezó hace como 12 años, antes no me preocupaba de mis cejas, pero luego se usaban hiper delgadas y yo parecía del planeta de los simios. Ahora sólo me saco los cañones que van saliendo.
Besos

llorenç Gimenez dijo...

Hola Tesa.. Bueno, no se por donde empezar, las cejas son un rollo, si son densas mal, si son finitas malo, en fin a mi lo unico que me dan gripa son esas que son todos pelos colgando, pero mira cada cual con su personalidad y sus cejas..
En cuanto a ti, estas monisima, esa media sonrisa que luces con la cámara de fotos digna de una portada del Vanity Fair, que supongo que corresponde a la actualidad no la cambio por ninguna otra.. Aunque reconozco que a los 35 "feies paxoca"..
En cuanto a la vestimenta, viste como quieras y desvistete como te apetezca, el negro dejalo para la "intimidad"..
Un abrazo Tesa..

manouche dijo...

Encantadoray total metamorfosis primaveral !

Kasioles dijo...

Tus locuras, como tú las llamas, no son más que una manifestación de las ganas de vivir, de continuar el camino y sentirte feliz y contenta contigo misma.
Lo cierto es que has tenido una idea fenomenal y estás guapísima.
Vístete con los colores de primavera y renacerás a una nueva vida.
Pisa fuerte, mi niña, no olvides unos buenos tacones y te comerás al mundo.
Cariños en el corazón.
kasioles

Lu dijo...

Tesa!
Bellos recuerdos...eso de reconstruir tu historia a través de las cejas es muy original.
Me quedo con las dos últimas:
la foto de tus 53 y la coloridísima de este cambio que a mi me parece fantástico (porque pienso que además de reír mucho es importante vestir colores. Creo que levantan el espíritu libre y primaveral hasta en el más duro invierno).

Y, como ya te dije, ¡maravillosas tus cejas! te van estupendas
Beso amiga querida

elisa gulminelli dijo...

a mi me pasa lo contrario, cada vez tengo más, y me las tengo que recortar para no parecer un científico loco. en cuanto a los colores... van apareciendo! primero fueron los anteojos y el pelo, ahora surgen en algunas otras prendas y el el lápiz de labios. voy camino a ser una vieja loca y desenfadada

A Casa Madeira dijo...

Olá Tesa; como vão as coisas do lado de cá...
Há beleza em todas as idades.
Conheci uma senhora de 80 anos! que quando tiver ou
conseguir chegar a essa idade quero ser como ela.
Cabelo, rosto, atitude... tudo lindo!

Nunca tinha reparado... mas acho que eu não sou
muito de cor... e sim de brilho! kkk adoro! acessórios...

Amei as imagens e o post. Gostei do casaco vermelho.
Boa continuação de semana.

AdolfO ReltiH dijo...

QUÉ RECORRIDO DE CEJAS, NO?? JEJEJEJE.
ABRAZOS

Tesa Medina dijo...

Elisa: me apunto a eso de ser una vieja loca y desenfadada, ja, ja, ja.

Un abrazo,

RECOMENZAR dijo...

Tener la autoestima por encima de uno mismo...

Ahí está el secreto de tu eterna juventud

Buen miércoles querida!

Tesa Medina dijo...

RECOMENZAR:

Lo que más me ayuda es reirme mucho de mí misma. El humor siempre ha iluminado mi lado oscuro.

Aunque no me lo acabe de creer me digo siempre, "anímo nena, tú puedes con todo"

Un abrazo, bella

Silvia Teresa dijo...

Ji, ji, ji, Tesa, seguro que a todos los que confluimos en el almacén te nos has metido entre ceja y ceja. Bueno, sea a la Kahlo o a la Callas, te ves divina con poblada ceja, pero la línea del tiempo de tus looks que nos has ofrecido deja de manifiesto que qué bonitos ojos tienes debajo de esas dos cejas, debajo de esas dos cejas... y pues claro, no hay duda que los ojos son la expresión del alma.

P.D.
Me encanta los colores que ahora te envuelven.

Esmeralda dijo...

Bueno, bueno, bueno ... saber de tu vida a través de las cejas me ha parecido genial...solo se puede ocurrir a ti... me encanta y me has hecho pensar en las mías, la parte de mi cuerpo más olvidada. Ni gruesas, ni finas, nunca he intervenido en ellas, será porque eran rubias y pasaban desapercibidas !!! Cierto que ahora están menos pobladas pero pobrecitas siguen igual de desatendidas...

Mira que si ahora me da por mirarlas en el espejo y me coge el arrebato de tatuarlas....jajaja no se iba a reír mi hijo !!!!!!!!!!!!!!

Tesa espero 'en candeletas' la próxima entrega ...

Un abrazo inmenso a poder ser con reflejos.

Tesa Medina dijo...

SILVIA TERESA:
Qué bueno, Silvia, Sí, os tengo a todas y todos entre ceja y ceja.

Hablando de ojos, parece que no me han cambiado mucho, a menos la expresión por lo que te voy a contar.

Volví a un lugar de mi infancia después de de más de treinta años y una señora me reconoció. Y cuando le preunté cómo era posible, me dijo:

"Tienes la misma mirada, los mismos ojos"

Y ahora se me ocurre que le podía haber contestado, "sí los mismos ojos sí, pero no las mismas cejas asilvestradas" pues justo cuando tenía siete años, coincide con mi Comunión, fue la última vez que nos vimos.

Un abrazo y suerte para tu próxima aventura.

ñOCO Le bOLO dijo...

·.
Ese viaje retrospectivo es muy ilustrativo. Podemos constatar cuánto has ido mejorando... y no has llegado todavía al final de esa mejora.
Se me hará raro verte sin el negro permanente. Veremos lo que da de sí el armario, que la percha es buena.
Y te vistas lo que te vistas, nunca te desvistas...
¡de tu inmejorable sentido del humor!

BPdMyN

La Mirada Ausente · & · Cristal Rasgado

Tesa Medina dijo...

Ñoco:
Desvestirme ya sólo en la intimidad y con luz tenue o cuando me voy a comprar ropa interior, que eso algún día os lo contaré, nos penséis los hombres que encontrar la talla perfecta de sujetador no requiere un esfuerzo grande y cierto destape sin delicadeza a ciertas edades.

Alfonso, guapo, no creo que destierre todo mi vestuario de luto, a mí me flipa el negro.

En cuanto a mi sentido de humor ¿desvestirme de él? será sólo "por encima de mi cadaver"

Un abrazo,

Hola, me llamo Julio David dijo...

Te ves guapa en todas las etapas de tu vida. Incluso quizás más ahora.

Maripaz dijo...

Tesa, querida mía, que ilusión conocerte otro poquito más siguiendo el ritmo desenfrenado de tus cejas...jejeje.
¡Me encantan las fotos!
¡Estás espléndida!
La mirada de cada uno es lo que nos identifica de manera muy especial, es verdad.
Tu mirada es cálida, afectuosa, puedo leer en tus ojos.
Espero que te encuentres un poquito mejor de "tus cosas" y puedas disfrutar de esta nueva etapa en tu vida. Estoy segura de que así será, pues eres una mujer maravillosa.
Muchos besos.

Framboise dijo...

Con cejas desforestadas o reforestadas, vestida de blanco y negro o en colores, lo bonito para mí es lo que se intuye en tus ojos y detrás de tu frente en este book que nos presentas; y lo a gusto que se te ve con este nuevo aspecto. :)
Yo también estoy en proceso de transformación externa: hace unos meses decidí que ya no iba a castigar más a mi cabellera con tantos tintes y asumir mis canas como logros al igual que lo hago con mis arrugas. Y ¡oye! no sabes lo bien que me encuentro también: el gris plateado combina con todo mi vestuario (que siempre fue colorido.) ;)
¡Ojala fuese tan fácil y tan poco doloroso tunear también mis articulaciones!.. Pero estoy en ello también, tirando de mi optimismo: "Si he podido con todo lo anterior, podré con esto también" ;)
Me lo he pasado muy bien en tu salón de belleza,Tesa guapa por dentro y por fuera.
Un beso y una sonrisa. :)


diego dijo...

Tesa, la Gioconda no tiene cejas. Cuando me lo dijeron tuve que mirar el cuadro para comprobarlo. Y es que la fuerza de esa mirada y esa sonrisa hacen que lo demás sea (casi) superfluo. Tú también eres sobre todo una mirada y una sonrisa, en la treintena y sucesivas "enas" :) Te sienta muy bien tu nuevo look ruizdelaprádico :) Un beso multicolor.

Ildefonso Robledo dijo...

Es un magnifico trabajo mirarse de vez en cuando al espejo y reirse un poco uno de si mismo... Dicen que es algo muy recomendable...

Gracias, amiga, por dejar que te conozcamos un poco mas...

Un abrazo

Magdeli Valdés dijo...

Creo que da lo mismo a que tiempo le encontramos sabores nuevos a la vida...
así te ves jovial y hermosa sin duda alguna

Y siempre esa mirada llenando de vida todo lo demás.