TRANSLATE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

“Yo dejo que la cámara capture lo que quiera… allá tú si no me crees, no es responsabilidad mía” (Hiroshi Sugimoto)

14.12.13

Madrid en Construcción II o para que necesitamos la Filosofía


Decía el escritor británico,  Somerset Maugham,  que un filósofo es un tipo que sube a una cumbre en busca del sol; encuentra niebla, desciende y explica el magnífico espectáculo que ha visto.
Cuando vago por la calles con la cámara, mi mirada se vuelve filosófica y cómplice de Aristóteles, que afirmaba que la finalidad del Arte es dar cuerpo a la esencia secreta de las cosas, no copiar su apariencia…
…y que es propio de filósofos poder especular sobre todas las cosas.  Y especulando por aquí y por allá, puedo demostrar que la belleza está en la mirada.
Y llego a la conclusión que con tanto filosofar, sólo trato de encontrar la felicidad, que como decía Voltaire, la buscamos como los borrachos buscan su casa, sabiendo que tienen una.
Camino, vago, encuadro, especulo, filosofeo… para sacudirme la melancolía y la tristeza. Y es que Séneca nos lo dejó escrito: que la tristeza, aunque esté justificada, es pereza. Y que nada necesita menos esfuerzo que estar triste.
 …Y juego a imaginar que veo el mar que tanto añoro trepando por las fachadas. Juego con la seriedad con la que jugaba cuando era niña, que según  Nietzsche es una prueba de que he alcanzado la madurez.
Y sí, una ya está madura, aunque espero que no me pase como a ciertos hombres que cuando llegan a la madurez ya están pochos, que decía con sorna la abuela de una amiga.
 
¿Y todavía te preguntas para que necesitamos la Filosofía?, pues anota lo que dice Rousseau y no lo olvides:
“Quitad de los corazones el amor por lo bello, y habréis quitado todo el encanto a la vida”


Si quieres recordar Madrid en Construcción I clica  AQUÍ

18 comentarios:

Tesa Medina dijo...

Hola, amigos, he estado poco inspirada y bastante desconectada de la blogosfera, pero aquí estoy de nuevo, para filosofar en pantuflas mientras os muestro algunas fotos más de mi serie "Madrid en construcción"

Ya me diréis qué os parece, porque soy de las que de verdad pido críticas no sólo halagos, aunque a quien le amarga un dulce.

Porque uno se ensimisma en sus historias y pierde la perspectiva. Y así nos va.

Muchos besos para todos y estos días que tengo más tiempo me pongo al día y me paso por vuestros blogs.

Hala, a mimarse y a filosofar.

Mos dijo...

Jó, nena, menudo tratado de filosofía hay en esta entrada.
Lo cierto es que me encantan las citas de los filósofos que has escogido. Sobre las fotos de Madrid que ven tus ojos hay que decirte que sabes ver más allá (como buena artista y fotógrafa)y haces agradable y bello cualquier andamio, pisada, marca, fachada, o lo que sea con lo cual, querida Tesa, haces que los demás profundicemos también más allá.
Y es que la belleza puede estar en cualquier parte. Incluso en este Madrid un tanto casposo y retrógrado.
Un abrazote grandote de Mos.

Molina De Tirso dijo...

1. No voy a decir nada nuevo, pero tengo que decirlo: SON PRECIOSAS.

2. No sé si ha sido pura intuición o mucho curro, pero ¡QUÉ PEDAZO DE PENSAMIENTOS! y qué bien colocados ¡pardiez!

3. Me encanta especialmente esa idea de que la tristeza es pereza. Estoy de acuerdo y me acercaba mucho a esa idea. Lo que yo pensaba -que tú has redondeado- es que la tristeza es muy aburrida. Y cuando eres consciente de ello, espabilas sí o sí.

Besos

Molina De Tirso dijo...

Se me ha olvidado algo:

Cuando veo esas fotos, imagino la escena entera en vivo, andando yo por la calle, luego vuelvo a mirarlas y no salgo de mi asombro.

virgi dijo...

¡Poco inspirada, dices! No te fastidia? Si has hecho un recorrido visual y de pensamiento, fabuloso.
Mira, Tesa, venir a verte es encontrar una fuente de belleza continua, siempre renovada, apacible aún siendo crítica, luminosa a pesar de los desconchones de la calle y de la vida.
Chapeau y requetechapeau!!!
Y pa' terminar, montones de besos.

elisa gulminelli dijo...

qué leída en filosofía! en eso no nos parecemos, pero si en la forma de recorrer tu ciudad buscando. hermosas texturas, más que madrid en construcción parece madrid a punto de entrar en escena, justo antes de que empiece la función!
beso!

Oski dijo...

:-) me quedo con la frase de Rousseau (sin desmerecer las otras) y con tus fotografías, que siempre muestran el lado hermoso que a diario nos negamos encontrar.

Un abrazo grande.

ñOCO Le bOLO dijo...


Con tan buenas citas me distraes de las fotos.
Con tan buenas fotos me distraes de las citas.
Y en el medio está lo virtud... dicen. Todas esas telas no consiguen ocultar tu facilidad para hacer un excelente post con cualquier cosilla.
En tu madurez, cuando llegue, no estarás pocha. Seguro.

· BPdMyN

· CR · & · LMA ·


Lis dijo...

Very interesting stories you tell, Tesa.
Your images are also very creative like them allot.
All the best from Oslo.
Hugs :-)

Adriana Alba dijo...

Hola Tesa, estupendas las fotografías, como siempre un gusto visitar tu casa.
Te dejo un fuerte abrazo y mis mejores deseos para las próximas fiestas.

Besos miles.

Ximo Segarra "ACAPU" dijo...

Tesa, qué gozada, pides crítica pero hoy solo puedo felicitarte...

Tengo la sensación de haber estado un ratito en una exposición de arte abstracto (porque tus fotos, sobre todo la primera, a primera vista parecen expresionismo abstracto, o exposiones de color en estado puro) y mientras caminaba por la exposición de arte recibía una clase de filosofía, y de filosofía de esa que me gusta, de esa que anima a la felicidad, de esa que no se conforma con excusas y mira a la cara a la tristeza.

La última foto es hermosa. Sin más adjetivos. Sencillamente hermosa.

Un abrazo y una sonrisa.

Esmeralda dijo...

Sacas agua de las piedras Tesa. paralelas las citas con las imágenes.
Aunque no sea bonita esta parte de las ciudades... me gusta sobre todo si ves que con el tiempo, cuando les quitan el vestido ves que las han hecho un traje de fiesta.

un gran abrazo

ohma dijo...

A mí este tipo de belleza es la que más me agrada porque rara vez es valorada. Se aleja mucho de los valores establecidos,pero ¿quién es quién para decirnos lo qué es bello?
En algunas cosas aún somos libres.
El texto, con las citas que acompañan las fotos es muy acertado.
Asi que ha sido un placer recorrer Madrid en obras y por los caminos de la filosofía.
Besos.

M.Jesús Silva dijo...

¿La tristeza es pereza? Me parece que no estoy del todo de acuerdo. La tristeza es algo que duele y puede haber muchas causas que lo justifiquen...es cierto que se hace pereza en ese estado para hablar y sonreír, quizá Séneca vaya por ahí.
Me encanta la foto de la fachada vista desde abajo, parece un precipicio con el mar a dos colores lleno de olas. Bellísima.
Felices días Tesa, espero que disfrutes mucho, mucho. Un beso.

LE CHEMIN DES GRANDS JARDINS dijo...

Très intéressant ton point de vue sur la philosophie. Très intéressant également ta façon dont tu l'illustre avec tes photos. Une originalité surprenante.

Bravo.
Amitiés.

Roger

Teresa Palmer dijo...

Mira, te podría criticar Tesa, pero es que con esta entrada es imposible, me gusta lo que dices y como lo dices, también las fotos ( me quedo con el árbol color caldero)

Nos lo quieren quitar todo , pero no hemos de dejarles que nos roben la libertad interior

Un abrazo

Mos dijo...

Dado el ajetreo de estos días con tanta fiesta, preparativos, visitas, comidas, familias y demás, me acerco hasta aquí para desearte unas felices fiestas y un 2014 cargado de sueños cumplidos y salud, de mucha salud, para seguir estando presente en este mundo virtual en el que tantos amigos encontramos.
Brindo por ti y todos los tuyos.
Mos.

wastedcherry dijo...

Dejo la pereza para hacer trabajar la intuición a través de la mirada que encierra toda esa plasticidad creada con la agudeza poética.
Confirmo tu don poético al parafrasear a Vicente Huidobro cuando reconocía que "el poeta no es siempre un telescopio que se puede cambiar en su contrario, y si la estrella se desliza hasta el ojo por el interior del tubo, ello no se debe a un ascensor sino más bien a una lente imaginativa.