TRANSLATE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

“Yo dejo que la cámara capture lo que quiera… allá tú si no me crees, no es responsabilidad mía” (Hiroshi Sugimoto)

24.6.16

Estamos como cabras y nuestro corazón es un reloj pesado e inservible...


 … según Haruki Murakami, en “Escucha la canción del viento”

 -Señora cabra, ¿por qué lleva siempre colgado al cuello un reloj que no funciona?-Tiene pinta de pesar mucho y no sirve para nada.

-Sí, es muy pesado, respondió la cabra. Pero es que me he acostumbrado, ¿sabe?, a qué el reloj pese tanto y a que no funcione.


El día del cumpleaños de la cabra, el conejo le regaló una caja adornada con un bonito lazo. Dentro había un reloj nuevo, brillante, muy ligero y que, además, señalaba la hora con precisión.
Contentísima, la cabra se lo colgó al cuello y fue a ensenárselo a todo el mundo…
Y como podéis ver celebró su cumpleaños a lo grande.

Según esta fábula…

la cabra somos cada uno de nosotros cuando andamos angustiados, el reloj nuestro corazón. Y el conejo, el psiquiatra que nos recuerda que aferrarnos a lo que nos hace infelices es idiota y más loco que estar loco de verdad. 
Así que después de reflexionar e interpretar con imágenes este cuentito, he decidido aligerar mi corazón de miedos, ponerlo en hora y no dejar que la inercia se cargue mis sueños, al menos los que todavía pululan por ahí. 
Claro, que me gustaría encontrar un psiquiatra que se adaptara a mi economía de guerra, supiera contar cuentos tan frikis como éste y fuera capaz de verse a sí mismo como un conejo, porque seguro que a mí… sí  me vería como una cabra. 

¿Qué tal anda tu corazón?

Más Murakami by tesa AQUÍ

31 comentarios:

Tesa Medina dijo...

De nuevo Haruki Murakami me inspira.

La verdad es que cuando leía el fragmento ya mi cabeza loca se pobló de posibles imágenes, hice algunos apuntes y ahí se quedó esperando un momento de sosiego.

Las monjas de mi cole siempre me decían que estaba como una cabra, a mí me encantan las cabras, y el queso de cabra… ya ni os cuento.

¿Qué tal tu corazón? Ya me cuentas, si quieres.

Feliz verano a los que os gusta, y a los que no nos gusta, pues eso, que no sea leve.

Un montón de besos,

Lu dijo...

Tesa, desembarcando aún...tratando de acomodarme a este gris invierno fueguino...vengo de soleados días en Buenos Aires y ya casi se me olvidan. Tratando de que mi corazón también se acomode. Tiene días, ya sabes...A veces adelanta, a veces atrasa, pero ¡por suerte! nunca es una pesada carga.
Siempre, en algún lugar de este Almacén cuasi surrealista, se me escapa una enorme sonrisa. Y si, algunas vamos por la vida "más locas que una cabra", al decir de los "casi cuerdos"...
¿Será que por allí, al igual que por aquí, es mejor estar un poco loco antes que enloquecer definitivamente por los honorarios de psicólogos y psiquiatras?
Tuve suerte, voy a una profesional excelente que trabaja en el hospital...¡Que se siga sosteniendo la salud pública! Es lo que desea mi corazón y se acelera al pensar que se está poniendo difícil...muy difícil.
Un abrazo y me super alegra tu regreso. Tus blogs son otra buena manera de zafar unos instantes de las malas ondas y problemas socio políticos que están llevándose puesta a mi provincia.

Homero Nicaragua dijo...

Fresco en mensaje mi amiga. Todos tenemos algo de cabra, nos aferramos al absurdo conocido que a la felicidad incierta. Abrazos mi amiga. H.

elisa gulminelli dijo...

hoy tuve un día complicado, así que me enojé hasta con el gato! me hizo bien leer tu entrada, así que a falta de un conejo, bienvenidas las cabras! ya estoy mejor, gracias! (complicado pero nada más, es que a veces uno se enrosca!)

si viste que en el otro blog te dejé un mensaje que eliminé, era este... fue una simple confusión! en el otro no había ni cabras ni conejos.

Ildefonso Robledo dijo...

Ah, pero los humanos tambien tenemos corazón? Jamás lo hubiera sospechado. Tendré que mirar a ver si me lo encuentro...

Un abrazo, amiga

Ino dijo...

Maravilloso mensaje y puesta en escena

el mio late acelerado ... cuando sin verlo lo ve pero es que el corazón es un loco apasionado que sin pilas necesita que le den cuerda con los sueños ..

ay perdón me siento como un elefante en una hermosa tienda de cristal de bohemia


Luis de Burg dijo...

jajaja... me has hecho reír a carcajadas... que tal fábula... realmente pintoresca... pues, déjame decirte que yo visitaba psiquiatras... y cada vez, en cada visita, me daba cuenta que él estaba peor que yo... y todo lo resumían a su pequeño libro... nada salía de su mente, eran simples autómatas, programados, ellos no podían ni pensar ni razonar por si mismos... simples bloques de carnes, que hasta un conejo, podría ser más inteligente y ganarles... pobres ignorantes... que creen que todo está dicho, y que no hace falta, nada agregarle... por eso no los necesito, sé que soy loco, y no necesito pagarle a un torpe para que me lo dé por escrito... y como va mi corazón? creo que mejor, desde que dejé de visitar psiquiatras que no saben, ni para que sirve... besos muñeca... espero que estés bien...

RECOMENZAR dijo...

Había una vez
cuanta magia !!!!
querida Tesa

cirandeira dijo...

Que bonito, tu cuento! A mi me gusta mucho la cabra porque es un animal mui resistente a las intemperies y su queso es mui sabroso.
Estás siempre inspirada y leve, em português dizemos que é uma leveza
contagiante, que nos alegra e acalma o coração, ou corazón!

Besos

Ernesto. dijo...

 Hola Tesa… Es lo que tenéis los intelectuales :), leéis y sabéis… Y luego hay que conjugar ambas cosas. Y claro, a veces viajáis al País de las Maravillas donde abundan las cabras, los conejos, los psiquiatras y los relojes…

Es cierto que la angustia es una cualidad perturbadora. Con sus diferentes grados, sin duda, pero no deja indiferente a nadie.

Y ya que lo preguntas te diré que mi corazón a su ritmo. ¡Ni preocupar! Cuando algo va, a qué andar mirando si va!

En cuanto al verano… por llegar, fíjate qué cosas. Un pequeño lapsus, una sola letra, desvirtúa el sentido de toda una frase… ¿Lo desvirtúa? No será que te ha podido el subconsciente y has sentenciado ya cómo será ese verano… por llegar, sin haberlo saboreado ya. Pudiera ser! (Por cierto, ¿te sirvo como psicólogo? jajajjajajaaja… Por la economía no te preocupes, no cobro… Si acaso la voluntad :)

Buena tarde de domingo. Por aquí hemos sonreído con tus cosas. Un abrazo.

Ernesto.

Tesa Medina dijo...

ERNESTO:
Ja, ja, quería decir que "nos" sea leve. Vamos, que haga un "mal verano" que son los únicos que me a mí gustan.

Es que cuando el termómetro pasa de 25 grados me aturullo.

Fui una vez al psiquiatra, cuando tenía 13 años, y me entreneció.

Me pareció un señor muy soñador. A las dos sesiones me dio de alta. Dijo que lo mío no era curable...pero tampoco peligroso... y me fui triscando de su consulta con un buen recuerdo.

Un abrazo,



ñOCO Le bOLO dijo...


Hoy me ha salido gratis la consulta. Volveré más veces y, por supuesto, despediré a mi psiquiatra de cabecera, que aquí me lo paso mejor.
Y como siempre... ¡artista!

BPdMyN

· LMA · & · CR ·

Hola, me llamo Julio David dijo...

Mi corazón anda lívido. Y antes que los psiquiatras, prefiero a los maestros. Sobre todo a esos espontáneos, a esos que te enseñan algo sin ni siquiera ellos mismos saberlo, sino que actuando y siendo tal como son. Es cuando uno toma una lección. Hay que estar bien atento y ser bien humilde para recibir lecciones, puesto que maestros hay por todos lados.

Más saludos, Tesa.

RECOMENZAR dijo...

Antes de dormir vuelvo
regreso aunque nunca me voy de tu arte.
Me gustan las locuras
y taconeando las seguimos mientras desde arriba La Luna nos mira disfrutándose
Te siento bien
beso

Sam dijo...

¡Qué sabiduría, Tesa!
Me hace pensar y sonreír, como tantas veces, la fábula. Es una alegría volver y encontrarme esta maravilla, esta perla.
Un abrazo.

Sam

Tesa Medina dijo...

SAMUEL: hola, guapo, me alegro tenerte por aquí de nuevo.

Ya veo que andas a lo Kieślowski, experimentando con los colores en tu nuevo blog, Sam, me gusta mucho, así tan sencillo, vistoso y ordenado.

Adoro a las cabras, su locura intrépida, se suben a cualquier cosa, se comen lo que haya, y no es fácil verlas como las ovejas en rebaño, ellas triscan a su bola. Por eso me encantó está fábula y me lo pasé en grande poniéndole imágenes.

Muchos besos, Sam

Maripaz dijo...

Jajaja...Tesa, mi corazón esta como una cabra.
De siempre he sido un poco loca y no me he tomado en serio casi nada en la vida.
Es la única manera de vivírla en otra dimensión, quizá menos realista, pero más feliz. Si, es verdad que no me queda más remedio que vivir la realidad, pero siempre que puedo me evado para poder afrontar con gallardía el día a día.
Me encanta Haruki desde que le descubrí a través de ti.
Muchos besos, guapa.

María Socorro Luis dijo...

Ay, Tesa. Mi corazón?... Acelerado y a destiempo. Y estos días, rabioso e impotente... Lo comprendes, verdad?... Pues eso.

Tiempo sin venir. Y te echaba de menos. Me gusta visitarte, así que hasta pronto con abrazos.

Conchi dijo...

Creo que todos tenemos un poco de esa locura de la cabra, sin ello la vida sería muy aburrida. Muy divertida tu entrada.

Un abrazo amiga Tesa.

RECOMENZAR dijo...

Cuanto mas te conozco
Más te admiro

virgi dijo...

Eres súper, Tesa, quizás a los psiquiatras les vendrían bien pasarse por aquí y relajarse con tus historias.
Fíjate que yo he relacionado a la cabra con este país, sin funcionar y llevando un tremendo peso. Pero eso sí: seguiremos como la cabra años y años, qué terrible.
Besos besos besos

Manuel dijo...

Exquisita fábula, para dar la bienvenida a la temporada veraniega, que a ti tanto te gusta (jeje), como no podía ser de otro modo en tu casa.
Un beso, de otra "cabra" loca. Iba a usar otro término como: "cabrito" loco, "cabrón" loco, "macho cabrío" loco, pero, todos me suenan a raro, y para evitar risitas, me quedo como una cabra.
Adiós.

RECOMENZAR dijo...

¿adonde van los españoles que se van de los blogs para volver en septiembre?

Tesa Medina dijo...

RECOMENZAR:

Hola, Mucha, los españoles en verano aparte de los días de vacaciones, todos los días con buen tiempo vívimos en la calle, en las terrazas de los bares tomando cerveza, helados o refrescos con los amigos, en los parques, en las playas, en las piscinas, a la orilla del río...

...saliendo por la noche para aprovechar que refresca, haciendo la siesta si tenemos tiempo...

Quedando a comer y haciendo larguísimas sobremesas.

Algunos tienen casa en sus pueblos de origen y se van allá, al campo se desconectan de lo cotidiano y van a las Fiestas y Ferias...Pasean...

Aquí es cierto que la "acción habitual" se relentiza hasta mediados de septiembre y a veces hasta octubre donde todo vuelve a su ritmo y entonces nos parecemos más al resto del mundo.

Y también los hay más tranquilos, como es mi caso, que aprovechan para leer, ver pelis, poner orden en sus archivos y escribir... que estoy deseando hacer en cuanto mi gente me deje.

Un abrazo,

RECOMENZAR dijo...

Tesa querida:

En Buenos Aires la gente se toma más vacaciones que en USA

El mes de enero o quizás el de febrero
el de marzo para los jubilados
porque es mas barato
En este país USA
la gente se toma vacaciones cortas de una semana
se van de la ciudad o a otras ciudades
Aquí siempre todo está abierto
Siempre puedes gastar ....
Es un mundo diferente al de mi país
con siestas y negocios cerrados por vacaciones
Aquí eso no existe ...
todo el mundo produce
Me gusta esto
Y te cuento
Jamas extraño mis raíces ni las siestas

Gracias Tesa por explicarme
por tomarte el tiempo de instruirme
mil besos

Tesa Medina dijo...

RECOMENZAR: lo mejor a la hora de la siesta es hacer el amor.

Nunca duermo de día, mi organismo se niega a rendirse antes de las 2 de la madrugada. Y se pone en marcha en cuanto hay luz.

En realidad lo de la siesta es España es más mito que realidad.

Besos, bella

Magdeli Valdés dijo...

que bella reflexión estimada
recojo esa invitación a sacudirse de las cosas que no nos sirven para nada
solo para mantenernos atados y nos nos permiten ver lo valioso...ahora se porque me parecía ver un conejo por ahí

gracias por este bello mensaje

espero pases muy bien por donde vayas!!

un abrazo!

wastedcherry dijo...

Tesa, esta semana he andado unos días de cabra, pero ya he dado cuerda a mi reloj y hoy tiro adelante gracias a que tus palabras resonaron como las del conejo psiquiatra :)

wastedcherry dijo...

Por cierto, que hermosa la manera de hacernos ver, además de escuchar, la canción del viento.

Juan Ramón dijo...

¿Que mi corazón sea inservible?, de eso nada

Sam dijo...

Tesa, dejo blog en el aire https://cuadernos25.wordpress.com/ también con cosas de cine. Un abrazo.

Sam