TRANSLATE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

"Aférrate a tu sentido del humor, lo necesitarás todos los días” (T.E. Lawrence, Lawrence de Arabia)



1.4.17

La Religión Católica era el Cine Gore de mi infancia

Cuando era una niña, a los mártires los partían por la mitad, los cocinaban a la parrilla o en aceite hirviendo, se los daban de comer a las bestias vivos, les sacaban los ojos, les cortaban los pechos…
Una compañera de clase dijo que a Santa Águeda le habían cortado las tetas y la monja le dio una bofetada, porque si eres santa no tienes tetas sino senos.

Le dije a mamá que, por favor, me desapuntara de católica.
Mamá me ordenó que no hablara con nadie de esas ocurrencias, que podía tener problemas con las monjitas, con las autoridades y con los paisanos.

Así que fingía ser católica y  creerme todo lo que me contaban, pero con el único “santo” que tenía trato era con el crucifijo grande de la Iglesia, porque a mí me han gustado siempre los crucifijos.
A mis 8 años sabía que hablaba con una escultura, pero a veces me parecía que la barriga del Cristo se movía como si se aguantara la risa.

La capilla era el único lugar en el que podías estar sola sin que las monjas sospecharan que estabas pecando. Me gustaba estar sola y también  hablar con Jesús.
 Antes de marcharme le pedía que NO me hiciera sentir vocación de monja porque la sangre me ponía las piernas flojas, no servía ni para santa ni para mártir y me daban miedo las apariciones. Que yo lo que quería de mayor, con su permiso, era ser espadachín. 


Las imágenes son de internet “tuneadas” por mí para este relato, un fragmento de mi novela inconclusa “Ese montón de espejos rotos”
 

54 comentarios:

Tesa Medina dijo...

Queridos amigos y visitantes, este abril va a ser muy loco para mí, no creo que pueda hacer ningún post más para el Almacén, así que os dejo tiempo para que os leáis éste con calma y opinéis lo que os parezca.

Yo os iré visitando siempre que pueda.

Nunca me afectó ni tuve problemas con la religión,al contrario que muchas de mis amigas, me parecía una historia tan extravagante y ajena a mí, que decidí que no me concernía y hasta hoy.

¿Es o no Gore la Religión Católica?, al menos la que me contaban en mi infancia sí
lo era y mucho.

Prometí tener el borrador de la novela para esta primavera, pero aunque he escrito bastante todavía me queda un montón. Vivo en el caos.


Mimaos. Y muchas gracias por parar un rato en el Almacén donde amontono mis días perdidos.

tecla dijo...

La entrada promete, Tesa. Un beso de buenas noches.

dijo...

Que te salga todo muy bien,Tesa.Ya nos dirásEN cuanto a lareligión,en esa época nos metían miedo,ese fué el error más grande que ha cometido la Iglesia con nuestra generación.
El miedo y las obligaciones.
Yo soy cristiana y tengo libertad de pensamient acerca de la fé.
Cristo fué el hombre del AMOR,de la caridad,de los pobres,de la verdad.No esde ahora la transgresión ,Él lo era,revolucionario y vehemente cuando tenía que serlo.
Si se muestra la fé con miedo, así será una tóxica fé.
Tengo la suerte de hacer "crecido" y haber elegido mi propia fé .
Muy interesantes las imágnes.Arte puro
Besucos


Lu dijo...

Me río Tesa. ¡Con ganas! Y espero siempre esa novela que promete mucho y sin dudas superará mis expectativas.
¡Esa imaginación de niña que conservas de grande!

También tengo historias con las monjas, la primera comunión y otras lides religiosas ya que mi madre me llevaba a misa, con mantilla en la cabeza y todo.
Estoy "alocada" y aceleradísima.
Nos vemos pronto
¡abrazo!

Framboise dijo...

Hace muy poco comentaba con un amigo lo mucho que nuestras vivencias de la infancia determinan gran parte de nuestras opiniones y reacciones posteriores.
Y cuando te leo, querida Tesa, me alegra una vez más haber nacido y haberme criado en un país y una época donde la religión no era un asunto tan agobiante y tétrico como lo era (lo es) aquí.
A ti te gustan los crucifijos (¡será por la risa aguantada de la barriga! :D) pero a mí, me parecen de pesadilla y siempre me ha gustado más la idea utópica de un también utópico, iluso y cariñoso Jesús recién nacido con quien hablaba de vez en cuando... hasta que lo utilizaron sus auto-proclamados "representantes" para reprimirnos la alegría de vivir.
¡Que te sea leve la semana santa, espadachina!
Besos y abrazos.
Ps. Y no te quejes del caos: en él se encuentran tesoros escondidos ;)
Ps. "Ese montón de Espejos rotos"...un título prometedor. :)

ReltiH dijo...

MMM... SE SIENTE MUY REAL. LO VIVISTE?? JEJEJEJE.
ABRAZOS

Tesa Medina dijo...

ReltiH:

Real como la vida misma. Lo viví...

... aunque tenía la sensación de que mi vida no era real, que en cualquier momento alguien iba a encender las luces y a aplaudir.

Ahora y entonces todo esto de la religión me parecía muy extravagante. Y todavía hoy me río al recordarlo.

Un abrazo,

chusa dijo...

qué bueno tu relato ilustrado, desacralizante, me han venido a la mente algunos bellos poemas del Romancero Gitano de Lorca donde aparecen monjas reprimidas y santas mártires, toda una iconografía barroca y trágica. Yo no fui a colegio de monjas pero mi padre nos llevaba en Semana Santa a ver procesiones con dolorosas, corazones sangrantes y crucifixiones, no me extraña que quisieras ser espadachín jaja
ojalá publiques pronto tu obra y ya me avisarás porque la compraré
Que abril te regale sonrisas y buen humor, yo te mando un gran abrazo apretado y no te preocupes por las visitas, lo importante es seguir en contacto cuando se pueda
🌸💞🌼

Hola, me llamo Julio David dijo...

Aún si Dios no existe, la idea de que existe un Dios siempre va a estar presente en nosotros. Esto es porque la extrañeza de sabernos vivos, nos empuja hacia la conjetura de un creador que pensó y colocó cada cosa en su lugar. Solo espero que los dioses que se inventen las generaciones futuras, sean dioses que gusten de reír (¡o por lo menos sonreír!) más a menudo.

Saludos y saludes!

Matías dijo...

Siempre he respetado a la iglesia, pero no voy a las misas, solo a bodas o entierros y acostumbro llegar tarde.
Adelante con tu novela.
Buen domingo.

diego dijo...

"que la barriga del Cristo se movía como si se aguantara la risa" ;D Me ha hecho reír este comentario, Tesa. A mí de niño lo que siempre me asustó y alejó de la religión fue precisamente lo enormemente tristes que son Jesús, sus apóstoles y los santos, vírgenes (Angustias, Dolores, Socorro, Soledad, etc.), o al menos es así como nos los representan. Yo hubiera preferido que fueran más humanos, no sé, más cachondos, que se rieran y se fueran de copas de vez en cuando por ahí. La santidad no debería estar reñida con la vida alegre y la sonrisa fácil.
Una pena que te apartes de tu almacén tan optimista, pero es tu decisión. Y acaba la novela, que ya va siendo hora :) Un beso.

RECOMENZAR dijo...

La religion un tópico del cual hablo poco. Me gustan tus imagenes tus sonrisas como manejas tu arte el de las letras y de tus sentimientos. Desde la madrugada te escribo mientras tomo un delicioso jugo natural de manzanas orgaánicas. Mil besos poeta

Tesa Medina dijo...

Yo creo que se puede hablar de todo, mientras se haga con respeto y en mi caso, además de respeto, con una pizquita de humor.

La primera vez que viajé al Pais Vasco me sorprendió y desasosegó que allí no se hablaba ni de religión ni de política ni de sentimientos. Puede que por eso se diera el fenómeno de ETA, que no se dió en Cataluña.

Me pareció muy triste y antinatural.

Ayer oí a un especialista en cerebro que decía que lo mejor para mantenerlo activo era conversar, hasta esas conversaciones sin trascendencia que solemos entablar con los vecinos en el ascensor.

La religión para bien o para mal afecta a millones de personas.

Para mí sólo forma parte d emis recuerdos de infancia como algo muy extravagante.

Muchos besos,



ñOCO Le bOLO dijo...


El Cristo del que hablas estaba todavía sin resucitar, creo. En otro caso, se bajaría de la cruz a reírse de la parafernalia montada por sus autoproclamados representantes, que bien dice Frambuesa.
Desde luego, tu retrato con el cristo quedaría divino en los Museos Vaticanos. El siguiente, para un libro de A.P.Reverte.

BPdMyN

· LMA · & · CR ·

tecla dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
tecla dijo...


Tu lo que eras, Tesa, es una niña más lista que el hambre y con ideas propias.
A mí, mi madre también a veces me decía: "chiquilla, no digas esas cosas no vaya a ser que te oigan y nos busques una ruina"
Yo creo que aún ahora seguimos sin poder decirlas, a pesar de lo que parezca, mira lo que está pasando con Cassandra, un año de cárcel a los veinte años. Y los corruptos a vivir.
Cómo me duele mi corazón.
Nunca seremos un país como Dios manda.

llorenç Gimenez dijo...

Hola Tesa.. jeje parece una entrada 3-RRR.. como cuando íbamos al cine de pequeños.
De todas formas ahora me acabo de enterar que las santas no tienen tetas. No te creía tan religiosa, pero un día me has de contar que hacías en la capilla, tu solo, porque estabas sola, o no..
Ser espadachín estaba bien entonces, ahora con los misiles tierra aire, no tendrías mucho futuro..
No te vayas, tomate algo mujer.. que sin ti no es lo mismo, y hazme caso no escribas novelas, que ya hay muchos que escriben, y todo el mundo acaba diciéndote que les ha gustado mucho, y es puñetera mentira, ademas de la currada que te ha costado, y rica tampoco te harás, ademas no me salgas con eso que lo haces para encontrarte a ti misma..jeje, que ya tenemos una edad.
Un abrazo..

Ernesto. dijo...

Recuerdo esas imágenes truculentas de infiernos, ollas, tridentes, fuegos, demonios y demás que varios días al año colgaban de la paredes del colegio de La Salle. Hoy "curado de espanto" jajjajajajaja...

El relato es enternecedor, y más con esa carita tan dulce e inteligente que lucías. Y no digamos ya de los interlocutores que te buscabas. ¡De alto nivel! :)))

Abrazos, Tesa.

Eugenia Maru http://lulurulitos.blogspot.com dijo...

Espero poder leer la novela que promete...
saludos, no tardes.

Molina de Tirso dijo...

Hola Tesa
Me identifico tanto con lo que cuentas...
Yo también viví una religión gore en mi infancia. Tenía un libro "muy edificante" sobre niños mártires. ¿Recuerdas un programa de radio llamado Operación Plus Ultra? Daban un premio en metálico, creo, y se llevaban de viaje a los niños que habían hecho alguna heroicidad cada año: salvar a alguien que se estaba ahogando, caminar veinte kilómetros diarios sobre la nieve para ir al cole, cosas así. A mí estaban a punto de acomplejarme, pero entonces pensaba "¿qué necesidad tiene esta gente de acomplejar a los niños normales y corrientes? ¿por qué no nos dejan en paz?" Bueno, ese pensamiento seguro que está modificado por los años, pero cierta sensación de tongo pienso que sí debía tener.
Y el Cristo--- ¡cielos! Recuerdo mi primer día de cole con tres años y el pánico que sentí al verlo presidiendo la clase. Lo conté en casa y me dijeron que era el niño Jesús de mayor. "¿Sí? Pues ¡cuánto ha crecido en un día!"
Jajaja. Lo absurdo es como una bola de nieve que va creciendo y creciendo.

elisa gulminelli dijo...

a quién se le habrá ocurrido la imagen del sagrado corazón? algo malo seguro habría en su cabeza. respeto las otras religiones (siempre que se respete mi no religión). envidio a los que tienen fe... ese en el que no creo no me la regaló, a cambio me ofreció el sentido del humor. suerte en tu trabajo de primavera! besos!

Castigadora dijo...

Sin duda es muy gore.
Te felicito por tu novela y espero que la acabes sin contratiempos y que nos tengas al día.
Yo ya tengo curiosidad.

Besos

Ángeles dijo...

Me has hecho recordar mi infancia desde un colegio de monjas. Dios del Cielo, todo era pecado y condenación eterna, y luego esos mártires ensangrentados, que me perseguían en mis peotes pesadillas...
Me sentía prisionera en este mundo, y me escapaba de él,entonces el miedo era aún mayor, porque era pecado hasta no llevar los vestidos por debajo de las rodillas y correr bebiendo el sol.

Un abrazo con cariño.
Ángeles

María Socorro Luis dijo...

Hola Tesa

Estoy segura que tu novela será estupenda, me encanta tu estilo y tu mirada al mundo y a lo que encierra.

Yo también tuve una infancia con muchas vidas de santos, de mártires y de misas y comuniones. Hasta que empecé a razonar y pensar en lo absurdo de tantas cosas que enseñaban las monjas que tenía de profesoras. Hasta llegué a sentirme culpable por pensar que el dios que nos enseñaban a amar en las clases "obligatorias" de Religión y de Historia Sagrada, era injusto, perverso y hasta sanguinario...

Pienso que fue muy negativa esa forma tan obsesiva y abligada de aprender Religión en esa época.

Mi abrazo y mi cariño

Sam dijo...

¡Genial!
No puedo con el cine gore, y lo católico, voy a dejarlo estar. Tus imágenes y palabras, siempre chispeantes y lúcidas, son una bendición de los cielos.
Un abrazo.

Tesa Medina dijo...

SAM: te ha quedado redondo eso de "una bendición del cielo"

Como te puedes imaginar, tampoco soporto el cine Gore, y muchas pelis de Tarantino se me atraviesan en cuanto se le dispara la sangre por toda la pantalla.

En cuanto a mi aficción a los Cristos, el otro día mi nieta de 4 años, ve una anuncio de Semana Santa con un Cristo en una tienda de ropa de niños, y me dice:

"Mira, yaya, qué escultura tan bonita, ¿qué es?" me dejó... ¿Será verdad eso de que hay una memoría genética que se hereda?

Mímate, Sam. Un abrazo,

Gumer Paz dijo...

Hola Tesa! Yo fui a un colegio de curas. No te digo más. Una vez al año venía un cura de esa misma orden, (creo que iba haciendo bolos por todos los colegios que tenían) y resulta que no tenía lengua y decía que había sido en África, no se que tribu, que le cogieron y le decían que renegara de Dios y como no quería y le tentaban con "bailes de mujeres desnudas delante de él", una noche se "cortó la lengua con una gillete". Él mismo, si; eso contaba, a saber. El cura hablaba pero mal pero se le entendía. En fin, eso si que es gore. Jolín que tiempos :-D
Un beso Tesa siempre es un placer para leer tus cosas. Que chispa tienes jeje

María dijo...


En el pasado es verdad que se pintaba a la religión terrorífica .. toda llena de infiernos, aldeas y martilles sufriendo en todas la formas imaginables jajaja yo no soy religiosa .. aunque provengo de una familia que lo es mucho pero sí creo en algo superior a nosotros... hasta ahí, me da igual cada uno como quiera llamarle, necesito pensar .. sobre todo en los momentos duros que nos estamos tan solos como veces parece .. demasiado mágico y complejo todo para que se reduzca a mera química y biología ... eso me cuesta creer que pueda ser posible pero .. nada más... los inventos que los humanos hemos hecho con las religiones .. la católica más que ninguna pero fíjate ahora la que ha liado los mahometanos es una lucha por el poder y la sumisión... terrible en el pasado y en el presente ... ver tu entrada sin embargo despierta una enoje sonrisa jajaja ¡¡¡ que te despunten !!!! jaja no sabes tú bien cuantos te secundarían... con esa creatividad mágica tuya y tu imaginación ... locas debíais traer a todas as mojas jajaja

Genial como siempre le paseo por tu casa preciosa ...!!!

Aleeeee! a currar en esa novela que tenemos que leértela ; )

Mil besoooooossssss llenos de cariño para ti TESA!!!



*No soporto las pelis de terror imagínate el cien gore : )



MmuaaaaaksS!



María dijo...

jajaja el cien .. no.-.. el CINE ; )

Perdón por todo lo mal escrito que te dejo, a veces escribo tan rápido que ni se lo que pongo; )

Que te cunda muuucho el tiempo este precioso ABRIL por cier jaja yo como tú, tb yo nací en abril...
sé nota jajaja ¿verdad?

Muaaks! a cientos y floooores para ti ; )

Tesa Medina dijo...

Gumer: jolines, lo de la lengua cortada de ese cura sí que es Gore duro y en directo.

Me hubiera encantado conocerlo y hacerle preguntas complicadas a ver como se las componía para contestarme con su media lengua martir.

Me río, pero qué bestia.

Besos, guapo.

AMBAR dijo...

Hola Tesa.
Con esa preciosa entrada del amigo Llorenç acerca de las ventanas me he decido a visitarte y disfrutar de tus bellas imágenes y letras.
A San Juan Bautista por un baile le cortaron la cabeza.
No sólo a los santos y mártires les han atormentado, en el bajo mundo
hay cosas tan horrendas como esas o más.
En todas las religiones hay peros, ni es muy bonito como son tratadas muchas personas en diferentes lugares.
Has conseguido llegar a espadachín, seguro que tu vida es mucho mejor.
Abrazos.
Ambar

Holden dijo...

Me ha gustado esta entrada: es que tienes mucha razón, entre algunas atrocidades que pasan en la biblia y lo gráficas que son algunas pinturas/ilustraciones de las iglesias, lo mínimo es que cuando vemos una peli gore nos acordemos del tipo aquel que se mató golpeándose la cabeza con una roca.

Conchi dijo...

Tus letras no tienen desperdicio Tesa, divertidas, amenas, prometen mucho.

Besos.

Maripaz dijo...

Jajajaaaaaaaaaa, Tesa, me has hecho reír de lo lindo!!
Me has recordado cuando cuentas que hablabas con el Crucificado, la película de "Marcelino pan y vino" No me extrañaría que riera para sus adentros con tus ocurrencias.
La verdad, que nos contaban las vidas de esos mártires tan poco atractivas y llenas de sufrimiento, que no había manera de querer imitarles.
Has retratado retazos de mi propia vida, con esa chispa tan tuya, que me lo he pasado pipa.
Gracias, Tesa, por estos buenos ratos contigo.

Carmen Troncoso dijo...

Tesa Me ha encantado tu candor en lo que cuentas, es tan fresco y alegre como tu misma, un abrazo feliz!!

Sol Muñoz dijo...

La religión católica es gore, muy gore. Tener de imagen a un señor crucificado es gore. Celebrar su muerte es gore. La Semana Santa con sus promesas, sus latigazos, sus sacrificios y no sé cuánta barbaridad más es gore. Lo siento, pero no, no va conmigo. Odio la Semana Santa, me cortan las calles, asustan a mis gatos con tanto tambor... No iría a Andalucía en estas fechas ni aunque me pagaran.

Tesa Medina dijo...

SOL:

En eso tengo suerte, Sol, por mi calle sólo pasa la "procesión" del Orgullo Gay, la verdad que hacen mucho jaleo, pero hay también raudales de alegría y buen humor.

Y ¿largarte a una casa rural o a la playita? estos días, si se puede hay que tener un plan B. En realidad, soiempre hay que tener un B.


Besos para ti y tu peque.




Kasioles dijo...

No creo que la educación religiosa que he recibido siendo una niña fuese adecuada, más bien creo que ha sido todo lo contrario, el pecado estaba en todas partes y te hacían crear un sentimiento de culpa que, en muchos casos, estaba muy distante de ser real.
Fuimos una generación oprimida por el miedo al castigo divino en un infierno de terror.
Sigue escribiendo, me encantaría leer tu libro.
Cariños en un fuerte abrazo.
kasioles

Kasioles dijo...

Mil gracias por tus letras y por verme así.
Vengo para animarte a que hagas la tarta, no tiene dificultad alguna, mezcla los ingredientes y el horno se encarga del resto, triunfarás con ella, es muy suave y hasta aquellas personas que no les guste el queso, no se van a dar mucha cuenta que lo lleva.
¡Buen fin de semana!
Cariños.
Kasioles

Manuel dijo...

Puedo dar fe de lo que cuentas, y es más, como soy bastante mayor que tu (más viejo), lo he vivido de forma más acentuada, por ejemplo: Isaías -precursor de la religión-, el que aparece en tu primera foto, se te daban detalles como, de que fue aserrado con una sierra de madera sin afilar para que el tormento fuera mayor. ¿Tu crees que esos detalles no sobraban? ¿era el cura Gore, o no?, a los niños se les quedan estas cosas grabadas.
Excelente tu entrada.
Un beso.

Esmeralda dijo...

Como me has hecho recordar mi infancia !!!
Realmente describes de maravilla las desdichas de los Santos....ahhhh!!! luego te hacían leer 'Vidas Ejemplares'....

Bueno Tesa ... impaciente de leer esa novela...

Un fuerte abrazo

Silvia Teresa dijo...

¡Uy, Tesa! En el colegio de monjas me daba escalofríos un pasillo que había detrás del auditorio donde guardaban todas las esculturas de santos, pero ahí iba yo, pues no obstante al miedo que me producían los contorsionados cuerpos con cabello real, a la vez sentía una atracción enorme, luego ya con los libros de arte terminaba sintiendo ese raro placer estético con obras como el escorzado cristo de Mantegna o su San Sebastián, luego más tarde, supe que a Mishima le causaba una sensación muy especial el San Sebastián de Guido Reni y dije ¡caray!
¡Ay, esto de los santos!, pero tu ya sabrás de esa mórbida atracción que me producen al grado que te llegué a representar con aires de la dolorosa.

Un beso, Tesa. Me ha encantado verte entre los santos.

Ernesto. dijo...

Gusto compartido, Tesa. Y sí, tenemos un largo camino por delante... aunque sea a deshoras :))).

Beso.

Tesa Medina dijo...

SILVIA TERESA:

Hola, Silvia, te imagino de niña, con esa mezcla de curiosidad, miedo y atracción como un pajarito en el corredor de los santos... Qué ternura.

Uf, eso del pelo humano me da mucho yuyu, una vez vi un Crucificado pequeño así y con dientes y no me gustó nada.

El Cristo en escorzo de Mantegnaes es muy llamativo pero a mi no me atrae, y el San Sebastian de Guido Reni lo encuentro afeminado.

Ay, cielo, lo mío son los Cristos, pero que no tengan mucha sangre. Me encantan también los de arte medieval y románico, sobre todo catalán, en maderas policromadas, cabezones, algunos con faldas largas, hieráticos...Me chiflan.

...Llámame rarita, pero mi relación con los Cristos es puramente de atracción estética.

Un abrazo, Silvia, y descansa estos días, te lo mereces.

Ildefonso Robledo dijo...

Guau, y que me dices de los cilicios, esos pinchos que se ponían los seminaristas en los ejercicios espirituales... Guau, puro masoquismo... Impresionante, amiga... Como debian disfrutar con esas cosas...

Magdeli Valdés dijo...

Te diré que me eduque en unos años en colegio de monjitas...todo era un rito sin dudas
pero a mi había algo que no me convencía del todo
esa manera de practicar las enseñanzas...
si me impacto un viejo libro de relatos hermosos de las viejas escrituras...
pero al fin solo entendí que mucho antes ya había aprendido, de la luz que me guió desde niña
y ni recuerdo cuando descubrí los ojos de Jesús
nunca en la cruz ,sino en lo que veo a través
de toda la maravilla que alcanza mi comprensión...aún...

gracias por compartir.

cirandeira dijo...

Ola Tesa, agora fiquei curiosa para ler tua novela; creio que será muito interessante e agradável de ler, porque tens um ótimo senso de
humor. As pessoas de bom humor têm uma veia crítica muito boa. Te desejo um bom trabalho com "un monton" de ideias!

Besos

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

historia ,accion y sentimiento en tu bello relato Tesa , te invito a leer mi nuevo post ,saludos . jr.

Boris Estebitan dijo...

Siempre original, :)

virgi dijo...

¡Ah, es novela! Ganas de tenerla en mis manos, me va a gustar con certeza y la leeré con fruición, querida Tesa, eres tan especial!!
Lo de gore me ha hecho sonreír en esta madrugada insomne, gracias, qué ganas de verte me entraron, bandida!
Besitos montones y alegría de que termines ese encargo.

Marina Fligueira dijo...

¡Hola, Tesa!

¡Vaya, que maravilla de fotos eres una artistona! Pues ya hace tiempo que no paso, voy con la calma del mundo, no doy para más.
Bien, pues si sigo aquí para entonces, querré leer tu novela, saliendo de tu pluma, seguro que me gusta que será precosa.
En cuanto a la religión... Bueno!!! Lo que me he reído, ja ja. Yo igual que tú y la mayoría de los que por aquí pasan y los que no también, por aquel entonces... Bueno, mejor sería no acordarme!... Todo era pecado y yo con mi rebeldía confieso que si he pecado! mas a Jesús, siempre lo llevé en mi cuello y confieso que soy muy devota de él.
Bueno Tesa, gracias por tu buen hacer, hasta otro momento, encantada de pasar por esta tu casa.

Un abrazo y toda mi estima.
Se muy -muy feliz.

Mario Avellaneda dijo...

En realidad, los ateos integrales son y han sido muy pocos a lo largo de la historia. Personalmente no creo que no crean en un Dios, sino que no quieren creer, pues ello conduciría a unos cuantos a cambiar de forma de vida, a lo cual muchos no estarían dispuestos. No creen hasta que los atenaza la desgracia o se les aproxima la muerte; entonces, casi todos levantan sus ojos al cielo o piden confesión.

Me encanta tu humor y como lo describes a todo.
Un abrazo muy grande

Luzbeth de Lenfent dijo...

Me ha encantado tu historia, y me ha hecho reir porque me resultan casi picardías esas ideas que tenías siendo tan niña. ¿Lograste ser espadachin? ¡Abrazo!

Tesa Medina dijo...

LUTBETH: Bienvenida al Almacén.

El sueño sigue ahí, porque pese a todo en mi corazón siempre hay un espadachín rebelde agazapado dispuesto a batirse en duelo y a no quedarse indiferente ante las injusticias.

Todavía tengo esperanzas, aunque las mallas ajustadas ya no me queden tan bien.

Un beso,