TRANSLATE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

"Aférrate a tu sentido del humor, lo necesitarás todos los días” (T.E. Lawrence, Lawrence de Arabia)



17.5.15

Asientos reservados para personas especiales

Se colocó las gafas de sol, temiendo que la fría luz de los vagones del Metro la despertara de su ensueño.

Se sentó en los asientos reservados para “personas especiales”, como si fuera consciente de que lo era. Me senté frente a ella y la observé.

Todavía era guapa, de porte altivo. Olía a Chanel nº 5 y sus ropas, aunque algo ajadas, eran de buena hechura. 

Olvidó los poemas que recitaba en los andenes y entabló un duelo entre recuerdos y opiniones. 
 
 Ah, la Magnani… qué buena actriz…y qué fuerza… Esa sí que era una mujer de armas tomar y no la menganita… (Aquí nombró a la esposa de un político local)”  
Cabeceaba y reía pícara imaginando vete a saber qué.

Los niños la escuchaban fascinados. Algunas almas simples la observaban con rechazo, y se alejaban de aquella mujer extraña que hablaba sola.
 
En un momento nos miró con sorpresa, como si acabara de descubrirnos, y entonces dijo con un deje de ironía:
“Que importa si me llaman loca… Que me encierren en un manicomio… si quieren… Lo prefiero, antes que un hombre no me saque a bailar” 
 
Se meció con nostalgia del algún bailarín amado. 
 
Descolgué la cámara de fotos del cuello. La coloqué sobre mis rodillas para compensar la falta de luz y el movimiento del vagón. Dos únicos disparos. 
 
No quería olvidar a aquella Magnani rubia, que vagaba por los andenes del Metro embrujando a su soledad con versos y soñando con un hombre que la sacara a bailar de nuevo.

26 comentarios:

Tesa Medina dijo...

Hola, amigos, confieso que siento una gran fascinación por los que llaman locos y que a mí me parecen seres solitarios y heridos, que conjuran su tremendo dolor inventándose una realidad propia en la que viven de verdad.

Buscando en mis archivos de fotos me reencontré con "la Magnani rubia", como la llamé entonces.

Y enseguida me vino a la memoria el recuerdo nítido de aquel día.

Ni siquiera me hizo falta buscar la libreta donde apunté las impresiones de nuestro encuentro en el metro de Barcelona hará más de dos años y medio.

Y tirando del hilo del recuerdo me puse manos a la obra para ilustrar este post.

Muchos besos, y como siempre gracias por parar en este Almacén.

RECOMENZAR dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
RECOMENZAR dijo...

Se llama chiflado alguien que puede caminar por la calle
Callao y subirse a los sueños de un hombre masturbandole la mente mientras le canta...


Las callecitas de Buenos Aires tienen ese que se yo....
y subidos a la cornisa de la vida viven cada instante hasta caer amando y se levantan de la mano y se van volando


Soy feliz?????
Y vos???

alp dijo...

Todos los locos nos entendemos perfectamente....un saludo desde Murcia...espero que estes bien..y preparando aventuras veraniegas,,,

la MaLquEridA dijo...

Muy bella historia salida de tus dedos tiene esa rubia. Muy buena y la imagen mejor.

Un abrazo

Vivian dijo...

De tus entradas es una de las que más me ha gustado, el texto es hermoso, y la señora también. No haré bromas (al menos por este renglón no me dan ganas) porque admiro a este tipo de almas “especiales” que saben bien lo que quieren y poco les importa el “qué dirán”. Por otro lado es como si en el fondo llevaran una pena-mezcla locura. No sé, quién sabe.
Me gusta su ropa, no logro ver bien detrás del tapado pero creo ver grandes rosas de satén, y esos aretes, y ese labial…¡Divina! Seguro tiene una casa con geranios, dos gatos, tazas con bordes dorados, muchos libros, una jaula sin pájaros, y fotos amarillas de “los buenos tiempos”.
Un día seré así, falta poco. Leeré poemas de Oliverio Girondo. (Y algunos míos y diré que también son de Girondo, al final nadie conoce su obra completa jaja) ¿Ves? Acá ya tengo ganas de meter la cuchara y hacerte bromas.
En fin, que no hay nada más triste que “que no te saquen a bailar”, la solución para eso es salir con amigas más feas que tú!
Me voy a almorzar, son las 13.40 de la tarde y las tripas (qué fea es la palabra “tripas”) hacen grrrr---grruuuu.
Besos Tesa
Un lindo domingo para ti.
Entra la ropa, está todo nublado-oscuro, parece que va a llover.

Vivian dijo...

Te juro, ahora lo del robot me salió: Selecciona todas las imágenes de sándwiches.

Ahí fue más fácil, pero me volvieron a sonar las "tripas"

Tesa Medina dijo...

VIVIAN:

Creo que ya saben tanto de nosotros estos de la Red que te ofreciron para el juego sándwiches sabiendo que no distingues una sopa de unas natillas.

Me encantó esa descripción de la casa. Le va mucho a esta mujer y el detalle de la jaula sin pájaro...no podía ser de otro modo.

Ah, no quise ser de las que no supieran quien era Oliverio Girondo y miré por ahí y...

.. mira por donde me entero que los versos del inicio de "El lado oscuro del corazón", una peli que adoro, no son de Benedetti como siempre creí.

Que maravilla este poema:

...No se me importa un pito que las mujeres tengan los senos como magnolias o como pasas de higo;
un cutis de durazno o de papel de lija.

Le doy una importancia igual a cero,

...¡pero eso sí! -y en esto soy irreductible
- no les perdono, bajo ningún pretexto, que no sepan volar...


Volemos, Vivian.

Muchos besos,

Vivian dijo...

Sigo dando vueltas Tesa, ya comí como una oruga con abstinencia y volví a pasar a ver si habías contestado. Amo a Girondo, todo, todo en su poesía me parece sublime, en especial los versos…

Atravesar el África llorando…
Llorarlo todo, pero llorarlo bien.

No estabas equivocada, en “El lado oscuro del corazón” el poema “No te salves” es de Benedetti: https://www.youtube.com/watch?v=rwivEVwkyXw


y “Llorar a lágrima viva” (Que es uno de mis preferidos) es de Girondo: https://www.youtube.com/watch?v=1ZCp0RHy-gk

Te los dejo, un día de estos los miras, y si no tienes ganas está bien, yo soy igual.
Volemos, volemos bien lejos!!
Besos

...

Eyyy Tesa, no vueles tan rápido, espérame!!

ReltiH dijo...

GENUINA LOCURA!!!!
ABRAZOS

llorenç Gimenez dijo...

Hola Tesa.. Preciosa entrada. Ya sabes que el sentido común es el menos común de los sentidos... Por eso aveces los locos son los mas demuestran sentido, ante el sin sentido de los que tienen sentido común...
Bueno creo que me he hecho un lio, ya me perdonaras la locura...
Un abrazo Tesa...

elisa gulminelli dijo...

todos tenemos un ser especial dormido en nuestro interior... algunos pueden soltarlo un rato sin que se les escape completamente. a veces los locos me dan miedo, se nos parecen tanto! (el mismo miedo cuando miro fijamente a los ojos de un animal y me veo dentro de ellos)

Adriana Alba dijo...

Hermoso!
Por aquí también abundan muchas Magnanis y Marilynes...
Hace unos años estuve casi dos horas sentada con una mujer´en el banco de un parque. Había sido bailarina de un teatro muy importante y la apartaron de lo que mas amaba por no encajar en el molde, según nuestra pacata sociedad.

Jamás olvidaré ése día...un ángel con tutú de microfibra y alas de lentejuelas, me dió una lección de alegría y ternura que llevaré siempre en mi corazón.

Como siempre un gusto visitarte querida Tesa.
abrazos.

Tarambaneando dijo...

...y no hay olor a humanidad, sólo del otro... Y los ángeles que nos pasean no sienten ese sudor del corazón...

Cielo dijo...

Una historia preciosa
muy bien narrada
que cautiva al lector
de una manera intensa.

enhorabuena!!!

Ernesto. dijo...

Hola, Tesa.

Tu historia me ha recordado a una que presencié en Madrid hace más de treinta y tantos años...

Paseo del Prado. Una soleada tarde de verano. En un banco sentada una mujer, alta, delgada, distinguida, guapa, muy guapa todavía a pesar de los años vividos... No aparentaba llegar a los 60. También ella vestía con clase y elegancia. Y también la ropa parecía de otro tiempo. A su alrededor decenas de gorriones a los que daba de comer migas de pan. Su porte era tranquilo, sereno, algo distanciada de todo lo que la rodeaba. Ella, la tarde, el sol, los jardines, sus gorriones. Nada más había allí en aquellos momentos.

La observé largo rato. Era todo un espectáculo. Ella. Sus gorriones. Los tenía posados en los hombros. Revoloteando a su alrededor... confiados, seguros de que nada más que comida, y tal vez un sentimiento entrañable, podría venir de aquella mujer.

Unas semanas más tarde la revista Interviu la sacaba en sus páginas en unas fotografías impresionantes dando de comer a los gorriones. Sacadas éstas con cámaras especiales se veía a estos con las alas extendidas cogiendo la comida de la boca de ella.

¿Su historia?. Una conocida y olvidada modelo, venida a menos, de un ayer no tan lejano.

Lo que más me impactó, y hoy recuerdo igual que aquel día, era la serenidad, paz y armonía que desprendía aquella mujer.

Un gran abrazo.

AtHeNeA dijo...

Con asombrosa recurrencia se tacha de chiflado a quien es valiente como para saber desenvolverse en la diferencia.

Un abraz✴

Aneth dijo...

Un guiño para decirte q todo bien y q te escribiré. Me encanta estas 2 últimas entradas. Besos grandotes. Chus

RECOMENZAR dijo...

Un escrito extraordinario donde las palabras crean magia y los dibujos la rodean
mil besos

Molina de Tirso dijo...

Tu entrada me ha recordado a una canción de El Consorcio (preciosa, como todas las suyas), la misma melancolía en ambas. Gracias, Tesa.

wastedcherry dijo...

Vaya entrada. Tu también nos tienes asientos reservados para viajar contigo, como si estuvieras consciente de que estos tus lectores somos especiales. Gracias por el viaje y por permitirnos escuchar a la mujer que habla sola para animar los solos momentos de nuestras vidas.

Soy Mujer dijo...

Sus egos más inflados que aquella luna no les permitió decir lo que sus miradas gritaban. Y él en lugar de decir “Quédate!” dijo “buen viaje” y ella en lugar de decir “llévame contigo” le respondió “para ti también”.

Ahora por tontos, temerosos y convencionales… los extraños se extrañan cada noche, cada noche de amor insomne.

Tesa Medina dijo...

ANETH:
Me alegra un montón saber que todo marcha y sigues ahí con buen ánimo y seguro que viajando mucho, como te gusta.

Un abrazo, y espero que me cuentes más cuando puedas.

eRRe dijo...

El fotomontaje de la estación de tren y la escena de Fred Astaire y Ginger Rodgers bailando, con los 35mm entre ambas es sublime. Se produce una comunión entre realidad y ficción fascinante. También me gusta la anterior (la ruptura del antes y el después). Divina locura.

Un beso Tesa

Ildefonso Robledo - ANTIQVA dijo...

Todo aqui, amiga, produce fascinacion... Las imagenes... Las palabras...

Una preciosidad de creacion...

Un abrazo fuerte

ñOCO Le bOLO dijo...


Todos vivimos atrapados en nuestros recuerdos. Algunas veces, esos mundos se hacen tan reales que chocan con una 'realidad' que nos disgusta. Cuando se nota... nos ponen etiquetas.
Trato de llevar las mías bien cosidas. No me interesan que se asomen cuando yo no quiero.

Y como siempre... desbordante.

BPdMyN

· LMA · & · CR ·