TRANSLATE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

"Aférrate a tu sentido del humor, lo necesitarás todos los días” (T.E. Lawrence, Lawrence de Arabia)



6.6.14

¿Somos animales infelices?

Hoy tomo prestados los versos del poeta norteamericano Walt Whitman para esta serie de fotos de animales hechas en Madrid.
 
“Creo que podría volverme a vivir con los animales
¡Son tan plácidos y tan sufridos!
 
 Me quedo mirándolos días y días sin cansarme.
 
No preguntan,
ni se quejan de su condición;
 
…no andan despiertos por la noche,
ni lloran por sus pecados.
Ni me aburren discutiendo sus deberes para con Dios...

…No hay ninguno descontento
ni tocado por la locura de poseer las cosas.
 
Me muestran el parentesco que tienen conmigo,
parentesco que acepto.
 
Me traen pruebas de mí mismo,
pruebas que ellos poseen y me revelan.
¿En dónde las hallaron? 
 
¿Pasé por su camino hace ya tiempo y las dejé caer sin darme cuenta?...” 
Hoy toca bañar al perro preferido de mi nieta.
 
Lo dejo en la ventana para que vaya escurriendo antes de tenderlo. Influida por la preparación de este post, imagino que se burla de mi condición de animal racional mientras convierte el tendedero en su playa particular.

¿De verdad, somos el único animal que ríe, que piensa, que llora? No sé, mi gata siamesa se reía de mí. 
Y una vez vi llorar a un caballo mientras lo acariciaba. Tendido sobre un costado sobre la hierba, se moría de viejo. Se llamaba “AyQueCalor”
Un instante antes de dejar de respirar, una lágrima resbaló por uno de sus ojos. Las mías hacía rato que fluían sin control.
Con la voz quebrada, el dueño de la cuadra me dijo brusco, alejándose de allí.
-No digas tonterías, Tesa. Los animales no lloran.

26 comentarios:

Tesa Medina dijo...

Me encanta los animales y, a veces, mucho más que algunas personas.

Los observo y trato de encontrar qué hemos perdido con la evolución, que nos aleja tanto de ellos y la conclusión no es favorable para nosotros.

Volviendo a las fotos, cuando vais por la calle ¿os fijáis en los animales? Yo no me puedo resistir. Nos atraemos.

Os voy visitando y poniéndome al día.

Gracias por parar en El Almacén. Muchos besos,

Francisco Machuca dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Francisco Machuca dijo...

Creo que los animales empezaron a ponerse tristes, incluso depresivos, en el momento que el ser humano empezó a molestarlos. Animal de compañía, animales enjaulados para ir a verlos al zoo los domingos por la mañana,animales expuestos en las tiendas para ser comprados porque la nena se ha encaprichado con un "juguete". Los malos tratos porque no se atreven a maltratar a sus semejantes por cobardía. He oído muchísimas veces cómo las viejas solitarias hablan a sus perros,y me he puesto en el lugar de ellos y es como para deprimirse. Después vienen las tiendas donde venden productos para animales: huesos de goma, pelotitas de goma, casetas y canastitas para el gato, latas de hígado de lujo como premio, collares extensibles (mira que llegan a estirarse los jodíos) cuando el perro está en el portal de su casa el amo todavía está a tres manzanas de ella. No hace mucho vi en el Retiro de Madrid que los perros llevan collares luminosos para que sus amos los puedan ver por la noche, cuando el perro te ve a ti sin llevar nada luminoso. Luego vienen los animales exóticos porque marca la diferencia respecto a los amigos, el estatus. Hoy queda muy bien llevar enrollada al cuello una serpiente atrapada en el Amazonas, o tener sobre tu hombro una iguana estrábica y pendiente de las moscas de septiembre.Y después están los acuarios, que también tienen lo suyo. Si tienes dinero esa enorme pecera llevará un barco sumergido con un buzo muy a lo Julio Verne y su cofre del tesoro. Si no tienes tanto dinero, el acuario llevará un barquito comprado en la tienda de los chinos (y eso se nota), en fin, mi querida amiga, podría alargarse este comentario, tanto como esas correas para perros. Dijo una vez Kafka: "Una jaula va en busca de su pájaro", pues eso. El peor animal, sin ningún tipo de duda: el ser humano.

Como siempre una delicia de imágenes y de texto.

Besos y un fuerte abrazo

ohma dijo...

Sólo sé que dan y aprecian mucho el cariño.
Nunca vi a ninguno llorar. A veces parece que lo hacen pero creo que es porque tienen los ojos irritados o enfermos. Tristes sí. Y alegres.
¿Qué más podemos necesitar para entendernos?
Bonitas fotos y versos, Tessa.
Besos.

Maman Bohème dijo...

Sí...somos animales infelices y hacemos infelices a los animales.
No sé donde se perdió el ser humano hoy en día...siempre ha sido egoísta, pero ahora, es insoportable. Para calmar el afán de la soledad, para ser más snob, para ser más y más de todo...utilizamos a los animales en nuestro beneficio (bueno a las personas también)...
Si quizás miráramos un poco por ellos y hubiera algo de empatía por "ver" cómo se sienten...no sé...a lo mejor sería todo distinto. La gente ve y quiere. Y no se da cuenta del daño que causan.
Me ha encantado tu post Tesa.
A mi...muchas veces me gustan más los animales que ciertas personas. Y cuando ves (por ejemplo... yo cuando iba más a menudo a la prote o con las acogidas de animales que tengo en casa) lo agradecidos que son los perros que han sido maltratados hasta la saciedad... y notas su dolor pero su más preciado agradecimiento...
Y llorar...sí que lloran...sienten todas las emociones y si alguna persona todavía no lo cree...es que es insensible, ignorante y estúpido.
Un besazo!!!!!!!!!!! las fotos son preciosas!!!!!!!!!!!!

Maria Rosa Giovanazzi dijo...

Que bonito poema y las imágenes son un encanto.

Saludos.

Adriana Alba dijo...

Amo a los animales.
Tu entrada es una ternura, las fotografías, los versos de Whitman un ser especial y sensible que nos dejó el mejor de los legados, amar a la naturaleza.

Un abrazo grande Tesa y REGALO

Oski dijo...

Yo creo que empatizan con las personas mucho más de lo que creemos y son capaces de contagiarse de nuestros sentimientos.

Hay animales con un corazón más grande que muchas personas.

Un abrazo.

RECOMENZAR dijo...

No somos animales
Solo en el sexo....
me encantó tu pregunta
¿los animales lloran?
Maravilloso me has dejado pensando,ya que no lo sé
besos
poeta
pintora
y gracias por comnentar

Molina de Tirso dijo...

Hola Tesa
Perfecto ensamblaje entre el maravilloso poema y las magníficas fotos.

Una vez llegó mi hija a casa y se quedó mirando a la gata que, a su vez nos miraba desde la puerta de la cocina. Estaba asombrada. Si los gatos tuviesen expresión diría que tiene cara de cabreo. Y lo tiene, dije tranquilamente, acabo de obligarle a tomar un laxante que odia. Tuve que regalarla pero éramos colegas. Reñiamos (yo más a ella pero tampoco mucho) y compartíamos el tiempo como si fuéramos de la misma especie.
A veces pienso que debería estudiarse más a fondo la psicología animal. Pero para relacionarnos con ellos y para facilitarles la vida, no solo para estudiarnos a nosotros como con el perro de Pavlov y los experimentos con la inteligencia de las cobayas.
Siempre he odiado los espectáculos con toros y animales en general, los pájaros enjaulados, los zoos, los circos y todo lo que degrade la dignidad del animal o su bienestar físico.¡Qué placer encuentra alguna gente burlándose de los débiles sean racionales o no!

elisa gulminelli dijo...

siempre ando buscando animales con la mirada, siempre me conmueven. casi todos, las cucarachas no me gustan, pero no me es fácil pisarlas. a las hormigas y a las arañas las respeto. los gatos son mis preferidos. me emocionaron tus palabras sobre el caballo... recuerdo la muerte de donna con infinita ternura... y tristeza... besos

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

Querida Tesa he disfrutado con tu entrada, soy un amante de los animales, hace apenas un mes se murio mi Iris, una gatita que ha estado conmigo 11 años, siento mucha pena cuando la recuerdo, un abrazo fuerte.J.R.

Ximo Segarra "ACAPU" dijo...

No dices tonterías, Tesa. Los animales sí lloran...

Y lo hacen de tantas maneras distintas... que muchas veces no nos damos cuenta.

Muy buenas fotos y el poema de Walt (por cierto, me gusta más este Walt que el otro Walt, el Disney, en su afán de "humanizar" ratoncitos, perritos, patitos... en fin).

La foto del perro en la puerta con la pelota de baloncesto es preciosa.

Un lametón para Tesa :)

Esmeralda dijo...

Me encantan todas, todas tienen su particular mensaje pero ,si me permites, hoy me quedo con el perro de Nora...
De los animales...que te puedo contar? Mi Sigma está en el estado de ánimo que yo estoy. Nos traspasamos las alegrías y tristezas
...y lloran ya lo creo que lloran..

Otro post lleno de sensibilidad y buen hacer.

Un gran abrazo Tesa

virgi dijo...

Mucho tendríamos que aprender de los animales, de su fidelidad, capacidad de sufrimiento, alegría, solidaridad...
Pero no, no, cada vez la "racionalidad" es más cruel e inanimada.
Tuvimos un hámster hace como treinta años, lo sacábamos de la jaula por las tardes, recorría la casa y se metía en la caja de un equipo de música antiguo, era una monada. No veas lo que lloré cuando murió.
Un abrazo, Tesa querida, haces unas entradas sugerentes, tiernas y rebosantes de alma.

Con tinta violeta dijo...

Cualquiera con un mínimo de sensibilidad que haya tenido contacto con animales, sobre todo con aquellos domésticos que nos rodean, solo puede reconocer que su generosidad, su cariño y la compañía que suponen para muchos es mas de lo que algunos reciben de sus propios vecinos. Eso nos debería llamar a la reflexión...por cierto el mas listo: el can de tu nieta...como huele que ya ha llegado el verano, ja!
Besos artista!!! Fabulosas fotos!

ñOCO Le bOLO dijo...


No sé que clase de animal seré porque ¿a que no te aburro contándote mis problemas con Dios?
Me encanta como hilas la historia. Con esos animales consigues retratar algunas de nuestras preocupaciones diarias.
Te faltó añadir que no tienen que ir a ningún sitio cada cuatro años.

· BPdMyN

· CR · & · LMA ·


ANTIQVA dijo...

A mi, sobre todo, me atraen los gatos... Tan felinos, tan independientes, tan claramente no humanos... Me encanta su modo de vivir

Un abrazo, amiga

wastedcherry dijo...

A mí me deprime que nosotros tan animales tengamos una manera tan equívoca para comunicarnos con esas criaturas, que queramos hacerlos a nuestra imagen y semejanza y olvidemos su propia naturaleza.
Concuerdo mucho con lo que expresa Francisco, también creo que ellos se están poniendo tristes y, como tú, creo que también lloran, sobre todo cuando una pequeña Elmira los llena de besos y los encierra en su mundo humanoide.
He visto un perro con faldoncillo el pasado domingo en el mercado, parecía de circo, no quiero hablar más de eso, pero la verdad que tenemos una necesidad tan oscura de poseer.

alp dijo...

Como decía el anuncio..él no te lo haría a tí...son fieles...un saludo desde Murcia...

Tesa Medina dijo...

CON TINTA VIOLETA: Doña tinta, gracias por pasarte por el Almacén y dejar tu comentario, que sé que andas muy atareada soñando con la jubilación.

El Can de mi nieta debería ser negro, porque se pasa más tiempo en "su playa particular" que en la caja de juguetes.

Un abrazo,

Tesa Medina dijo...

WASTEDCHERRY:
Querida Silvia, como tú, no soporto que ridiculicen a los animales.

Los que han compartido su vida conmigo lo podrían atestiguar, ni lazos, ni vestidos ni oropeles.

Tuve un caballo precioso, Gregal se llamaba, pues a parte de su silla y cabezada, jamás le puse nada de adorno y no lo sometí a ninguna exhibición, después de llevarlo a la primera y ver lo nervioso que se ponía.

Campo, campo y campo, que ya bastante tenía con vivir en una cuadra, aunque muy limpia y aireada.

Tengo una idea romántica y loca sobre algunos animales, creo que son más inteligentes de lo que creemos, pero que somos especies que compartimos planeta, pero que no podemos comunicarnos.

Es como si llegara a la tierra una civilización más avanzada de otra galaxia y ellos nos vieran como animales cercanos pero no iguales.

Un abrazo, cielo.

M.Jesús Silva dijo...

Los animales lloran, se duelen, padecen y quieren. Quieren por encima del dolor que les pueda causar el humano- Los animales lloran y aveces nosotros no.
Bellísimo post
Un beso

Javier Herque dijo...

Creo que "todo" lo que habita esta bola azul de barro y sueños , antes o después, llora y en más ocasiones de las que debiera ser lloramos por/de

"dolor"

un dolor que nos regalamos con demasiada generosidad.

Me gustan los animales y me disgusta que usemos esa palabra como insulto, creo que deberíamos aprender más de ellos y menos algunos "civilizados congéneres" que pastan por los fondos monetarios y demás junglas.

Leerte nos hace mirar-nos a la pelusilla del ombligo.

Beso.

RECOMENZAR dijo...

Aun no se porque nunca he tenido animales o mejor dicho tuve conejos enanos cuando mis chicos eran chicos
Cuando mueren se sufre tanto
y es tanto lo que hay que darles a diario caminarlos vacunas alimentos...quizas es por eso que hoy no los tengo
Vivo a solas con el sol en mi loft con pajaros que vuelan y patos que en el lago se hamacan en versos

mil besos

Marina Morell dijo...

La belleza de un animal es infinita. Deberíamos aprender de ellos cada día. Resultará irónico, pero es la forma más factible de aprender a ser mejores con el resto del mundo.

Tesa, me ha encantado la entrada. Adoro los animales con todo mi ser, considero que pueden salvarnos el alma.

Un abrazo muy grande.