TRANSLATE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

"Aférrate a tu sentido del humor, lo necesitarás todos los días” (T.E. Lawrence, Lawrence de Arabia)



30.1.12

Fantasmas en el parque. Reencarnación


...Yo sueño que estoy aquí
destas prisiones cargado,
y soñé que en otro estado
más lisonjero me vi…
Ay, mísero de mí.

Pues a mí me da pena el vecino, nosotros seguimos siendo siameses como en nuestra vida anterior. Podemos conversar y compartir recuerdos, pero él, míralo, tan sólo y desvalido. Que tiene los ojos más tristes del parque.

A mí no me da pena. Era un corrupto. Un desclasado que explotó y humilló a sus trabajadores. Un fantasmón con sus súper cochazos y sus excesos horteras. Un mierda con todas las letras.

… Ay, mísero de mí…
… qué delito cometí pisando a un turista vestido de camuflaje con olor asfalto y cerebro de mosquito para merecer este mal karma.
Yo que soñaba con descansar en  el cementerio de elefantes, donde mis congéneres rozarían mis huesos desnudos con sus delicadas trompas con aroma a sabana y aventura, Ay…  
 

Anda que lo mío…
Verme atrapado en este árbol de ciudad sólo por comerme a la dueña de aquella estola en la que reconocí  a mi bisabuela por una mancha de familia.  
Bah,  no fue crueldad animal, sino un acto de justicia. 
Y encima tengo que aguantar a la chalada de la cámara llamándome lindo gatito moteado.
 


Propongo que odiemos a la chalada, sobre todo porque no piensa como yo.  ¿Sabéis qué me dijo el otro día? 
“Hola, expresidente Aznar, te reconocería entre un millón por esa bocaza que no puede estar nunca cerrada y esa pinta de enfurruñado perenne. Espero que no se te de tan mal el lenguaje de los árboles como el inglés”
Cualquier día me parto con un rayo y la aplasto.


Yo era un místico derviche, que una de mis hipnóticas danzas gire tanto que fui a parar a un corro de sardanas en Barcelona desde mi Turquía natal
Alguien se percató de que era un inmigrante ilegal y  llamó a la policía autonómica que como multa me impuso comerme dos kilos de butifarra “de perol”  y tres de fuet.
Mi muerte por empacho me libró de la repatriación, pero  Alá  se enfadó por sáltame la prohibición de comer cerdo,  y aquí me tenéis, con  esta pinta de rama de higuera alucinada.  

Yo era y sigo siendo la cotilla del barrio.  Así que tampoco estoy mal aquí, en la esquina del paseo. Uy,  como ha engordado ésa y que calvo está el que corre…
… Anda que mira que la que me está fotografiando. Os juro que está como una cabra… Hasta la he visto jugando sola con un robot amarillo, y ya tienes unos añitos… Y algún michelín que  tiembla como un flan cuando se ríe… Porque se ríe sola. ¡Más gimnasio y menos romances, nena!
En mi próxima vida me pido ser revista del corazón, eso sí que es cotilleo con glamour.
 Y tú qué estás leyendo esta historia de fantasmas y mal karma ¿qué te pides?

17 comentarios:

Tesa dijo...

Hola, bloguers, ¿qué tal os va?

Gracias a todos los que os pasáis por aquí, y más a los que encima comentáis.


Mientras los personajes de mi próximo frikikuento esperan que tenga tiempo para llevarlos por ahí en busca de una nueva aventura, os traigo estas historias de flora y fauna.

MUY IMPORTANTE: no hay manipulación en las imágenes, que estos tipos reencarnados son así, y así os los muestro, y que cualquiera que se fije en los troncos y ramas de los árboles los podrá descubrir en su entorno o viajes.


Os voy visitando en vuestros blogs.

Muchos besos para repartir.

Mos dijo...

Qué miedo, Tesa. Vaya colección de árboles con ojos, tú. Si parece que vieran y hablaran a todo transeúnte que se les presente. Realmente fantasmagóricos que hasta yu-yu me dan. Sobre todo el del careto de Aznar que parece la reencarnación de Torquemada y el derviche sardanero ese que igual cualquier día vomita el fuet y las butifarras.
Y cómo no, en cualquier barrio que se precie, aunque sea de árboles, tiene que haber una cotilla. De esas que todo lo ve y de todo se entera. Tú ni caso, chiqueta guapa, que doña cotilla te tiene envidia y le encantaría hacer también la cabra pero para eso hay que valer y no tener prejuicios.
Oye, Tesa, es que ahora no puedo pensar lo que me pido. Espera, espera, por ejemplo, por ejemplo...ser una cámara con detector de tontos y políticos casposos. Y también con detector de mentiras para los idem. Seguro que me quedaba sin batería, nena.


Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

Buena critica,los árboles son una de mis pasiones,ha sido un placer leerte y ver esos singulares árboles,un abrazo.J.R.

Sol dijo...

Me encantan estas fotografías, parece que los árboles tienen caras con miradas lánguidas. Claro que no están manipuladas, pero estoy segura que si tú no hubieras hecho estas fotografías no se verían tan claramente las expresiones.

Anónimo dijo...

¡Qué historias encuentras, buen ojo, Tesa!.

La poesía está ahí, como la escultura en el bloque de mármol, "sólo" hay que saber encontrarla.

Y tú la encuentras.

Un abrazo

Sam

Laura Uve dijo...

Ya los había visto.... esos ojos me han inquietado siempre... bufff...

El texto es muyyyy divertido!!!

Bstsss

Adriana Alba dijo...

Te vi en el Blog de Laura y pasé a visitarte.

Que estupendas fotos, igual que el texto.

Cariños.

Tesa dijo...

SAM: hay un mundo a nuestro alrededor dispuesto para que le apliquemos nuestra mirada más tierna, la más irónica y también la más crítica.

Sólo hay que estar atento y no perder nunca la curiosidad.

Un abrazo, Samuel.

Ah, nunca te lo había dicho en todos estos años, pero tienes un nombre muy bonito.

Perlita dijo...

Ahí no haría yo de Caperucita Roja, ni loca. Me da la impresión que esas fotos están sin retocar ¿o sí? pero el caso es que esos troncos parece que tengan alma y se entiende que hasta piensen.
Pienso que si hace por ahí el frío que hace hoy en Valencia, la cosa de salir de excursión para buscar árboles, es todo un acto de valentía.
Sigo intrigada en cómo logras esos tintes grisáceos en las fotos y luego pones la nota de color aislada.
Un abrazo grande, Carmen.

Perlita dijo...

Me he fijado en el gif de tu ilustradora. Precioso y gracioso. ¿Cómo vas con tu trabajo?
Besos, Carmen

Tesa dijo...

PERLITA: espero tener para Sant Jordi el libro de música para niños en la calle.

Ya haré un poco de publicidad para que se lo regaléis a hijos, nietos, sobrinos, hermanos, está quedando muy chulo.

El resto ahí va, tirando. Esa niña del gif, soy yo cuando era pequeña, igualita.



En cuanto a lo de la nota de color en fotos en escala de grises.

Yo lo hago con photoshop de dos maneras.

Cuando es sólo una zona pequeña, aislo esa zona con una herramienta que se llama lazo y desaturo el resto.


Cuando son más zonas las que quiero dejar en color. Duplico la foto, desaturo una copía y dejo la otra en color y voy borrando las partes que quiero me queden en color.

Un beso

ñOCO Le bOLO dijo...


· Doy fe de que todos esos árboles se encuentran en plena naturaleza, incluso en paisajes urbanos. También doy fe de que mantienen interesantes diálogos entre ellos, muchos de ellos, irreproducibles, por si hay niños pequeños (los grandes pueden, claro)
Definitivamente, doy fe de que Tesa sólo es una mera transcriptora de esos mensajes.
Por lo que respecta a Aznar... estamos a la espera del rayo.

· BPdMyN

CR & LMA
________________________________
·

Eva Magallanes dijo...

Hermosos, elocuentes y perturbadores, aquí se erigen como alter ego de lo humano.

Mas tenemos nosotros que aprender de ellos que ellos de nosotros, sin duda.

Te dejo un abrazo fraterno desde el confín austral

TriniReina dijo...

Me pido hacer fotos, al menos una foto, tan buena como son todas las tuyas.
Me han impresionado estas de los árboles.

Besos

wastedcherry dijo...

Esos àrboles sì que los recuerdo, desde la primera vez que los vì me hicieron pensar en el cuento del Carnaval del bosque; allì estaban, leñosos y frondosos mirando a la pequeña lectora con sus ojos bien abiertos.

Ximo Segarra "ACAPU" dijo...

Tesa, vengo del blog de Pluvisca y me he quedado encantado con tus fotos y tu derroche de imaginación.

Una sorpresa muy agradable tu blog, así pues... ahí va una amenaza:

¡Volveré! :)

Un abrazote

elena nuez dijo...

a mi me parece un bosque encantado!!!